7 de abril de 2014

Consejos prácticos para ayudarles a aprovechar el tiempo

Cargando el vídeo...

Para los niños pequeños y en edad preescolar, puedes utilizar un reloj con alarma o un reloj de arena. Especifica una tarea fácil, como guardar los calcetines o preparar la cama, diles que van a cumplir con la actividad antes de que suene la alarma. Pon un tiempo razonable para que los niños hagan la actividad y felicita a tus pequeños si lograron hacer la actividad en el tiempo establecido. Esto debe ser un juego, los niños en edad preescolar no deben estar presionados por el uso que le dan a su tiempo, pero sí pueden comprender que hacer determinadas actividades en el tiempo establecido les trae recompensas. Si tus hijos ya están en la primaria puedes hablar con ellos sobre la gestión del tiempo, su importancia y sus consecuencias. Alrededor de los ocho años los niños saben entender lo que sucede cuando no se hace buen uso del tiempo. Con hijos adolescentes es importante el ejemplo. Además de hablar con él debes predicar con el ejemplo. Advierte las malas consecuencias que puede tener si no aprovecha su tiempo, por ejemplo: malas calificaciones o permisos denegados. Si tu hijo no sabe administrar su tiempo puedes darle advertencias o considerar limitar la cantidad de tiempo que tu hijo pasa con sus amigos, viendo la televisión o en Internet. Al hacer esto le estarás enseñando una lección importante sobre la gestión del tiempo y la eliminación de las distracciones.

Más vídeos