8 de abril de 2020

3 trucos para luchar contra los efectos negativos del confinamiento

3 trucos para luchar contra los efectos negativos del confinamiento
Sequedad en las manos, dolores musculares, ganancia de peso.... Cómo frenar estos efectos negativos - ISTOCK

Sequedad en la piel de las manos, entumecimiento o dolores corporales, e incluso algunos kilos de más, son algunas de las consecuencias que podrían derivarse del confinamiento por coronavirus. ¿Qué hacer si no paramos de lavarnos las manos, estamos demasiado tiempo sentados o tumbados y no paramos de picotear?

Ideas para cuidarnos durante la cuarentena en casa

Sequedad en la piel de las manos

Una de las recomendaciones más citadas en las últimas semanas es la relacionada con la higiene y desinfección de manos. Como prevención de contagio, los expertos nos recuerdan que lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos es primordial.

El riesgo de infección del coronavirus ha provocado que la mayor parte de la población repita este ritual varias veces al día. Si bien es un buen hábito mantener una buena higiene, la piel podría dañarse por el exceso de agua y jabón, así como por el abuso de ciertos productos, como los desinfectantes a base de alcohol.

El Dr. Guillermo Enrique Solano, experto en dermatología y miembro de Doctoralia, afirma que 'tras el lavado de manos es fundamental aplicar una crema hidratante con formulaciones específicas para la regeneración del manto de la piel, que contengan preferiblemente glicerina o urea. Es importante evitar aquellas que contengan perfumes o parabenos, ya que estas sustancias pueden ser irritantes. En el caso de presentar ya una dermatitis de contacto con picores, grietas y fisuras, lo recomendable sería la utilización de corticoides de mediana o alta potencia en formato de crema, aunque debe ser un especialista quien prescriba el producto más indicado para cada caso".

Ganancia de peso corporal

¿Estás engordando en la cuarentena? Estar tantas horas en casa encerrado entre cuatro paredes y el consecuente aburrimiento lleva a confundir apetencia con hambre, lo que deriva en picoteos, muchas veces a base de alimentos poco nutritivos que podrían evitarse. Además, son los productos más calóricos los más escogidos, dejando de lado ingredientes frescos y variados.

Por ello, el nutricionista Ángel Soriano, miembro de Doctoralia, aconseja que "lo mejor es mantener una dieta rica en fruta, verduras y legumbres, así como no descuidar el consumo de pescado graso (como atún, salmón, sardinas, o boquerones) para obtener una buena fuente de vitamina D. Asimismo, es mejor evitar alimentos ultraprocesados, ricos en azúcares, en harinas refinadas y grasas. Para contrarrestar el picoteo continuo o la improvisación de comidas poco saludables, lo mejor es elaborar un menú semanal".

En función de la ingesta y considerando la bajada de actividad física, podría darse el aumento de 1kg o 2kg, o incluso entre 3kg y 5kg en algunos casos. Por eso, Ángel Soriano recalca: 'mi consejo es adquirir unos hábitos saludables ahora y mantenerlos en el tiempo. Si durante el confinamiento se ha dejado de comer cierto tipo de producto fresco, como pescado o verduras, es hora de recuperarlo y aportar al cuerpo las vitaminas que le faltan. Además, siempre recomiendo evitar dietas severas para perder peso, sugiero comer mejor y mantenerlo".

Entumecimiento y dolores musculares

Nuestra estructura física requiere de movimiento constante para que funcione correctamente. A pesar de las limitaciones de espacio, conviene buscar actividades acordes a nuestra condición física y realizarlas durante estos días. Ya sea bailar o simplemente practicar estiramientos, activar el cuerpo ayudará a paliar los efectos negativos del apalancamiento, mejorando así las condiciones en las que nos hallaremos con la vuelta a la rutina. Llegado el momento, eso sí, habrá que moderar la intensidad y aumentarla paulatinamente.

Según el fisioterapeuta Enric Gallofré, miembro de Doctoralia, 'si después del confinamiento se quiere volver de manera segura a la práctica de ejercicio, hay una regla que debemos conocer: mantener la progresividad. Viniendo de un período de menor actividad de lo habitual, no podemos retomar el ejercicio dónde lo dejamos, porque no tenemos la misma forma física, por lo tanto, la progresividad será básica para volver a estar al 100% y sin peligro de lesionarnos".

Marina Berrio

Te puede interesar:

- ¿Estás engordando en la cuarentena?

- La danza: así beneficia a nuestro cerebro

- #YoMeQuedoEnCasa: 10 actividades para que los niños aprendan mientras se divierten

- Nutrición en el coronavirus, ¡cuida la dieta en casa!

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.