Tipos de aparatos dentales: ¿cuándo necesitan los niños ortodoncia?

Tipos de aparatos dentales: ¿cuándo necesitan los niños ortodoncia?
14 de marzo de 2018 ISTOCK

Cuando los niños son más pequeños, todos sus huesos están a medio formar y por lo tanto, muchas veces se detecta que los maxilares están colocados en una mala posición, y por lo tanto, su mordida es incorrecta. Los aparatos removibles consiguen subsanar este defecto. Muchos niños sólo necesitan de un aparato removible porque al corregir sus maxilares, se colocan automáticamente los dientes en una posición correcta. Sin embargo, hay otros pacientes que necesitan dos fases, y algunos, sólo los aparatos fijos (sobre todo cuando los niños son más mayores, cerca de la adolescencia).

Dos fases en el tratatamiento de la ortodoncia

En el tratamiento de la ortodoncia, hay que distinguir dos fases: la fase primera (la ortopedia) y la fase segunda (la ortodoncia propiamente dicha). La ortopedia consiste en colocar en su sitio los huesos de la boca (maxilares) y la ortodoncia conseguir que los dientes estén en su posición natural, es decir, alineados.

En la primera fase, normalmente se utilizan aparatos removibles (es decir, de quitar y poner) y para la fase de la ortodoncia propiamente dicha, los llamados "brackets" que es el aparato fijo, (metálicos o estéticos cementados de manera permanente en los dientes).

Al final del tratamiento, lo habitual es colocar otro tipo de aparatos denominados "retenedores", (que pueden ser removibles o fijos) cuya función es sujetar y fijar esos dientes que se han movido con el tratamiento anterior.

Aunque la concepción general es que el aparato es molesto, los niños suelen tolerarlo muy bien.

Niños disciplinados con la ortodoncia

Para que el tratamiento tenga éxito, los niños deben seguir unas normas disciplinarias y tienen que hacerse responsables de su "aparato". Según la doctora Natalia Solo de Zaldivar, "los niños tienen que ser responsables de sus aparatos. Son caros y se pueden romper. Se tienen que mentalizar que no es un capricho y que es un beneficio para su salud".

Consejos para que la ortodoncia tenga éxito

Aparato removible:

1.   Se utiliza normalmente para el tratamiento de ortopedia, es decir, corrección de los huesos de la boca para conseguir una buena oclusión (mordida).

2.   Por regla general, un paciente necesita llevar el aparato removible de 24 a 36 meses.

3.   Es necesario una cuidadosa higiene de la boca y de los dientes. Limpiar bien el aparato para evitar hongos, llagas u otro tipo de infecciones.

4.   Utilizar diariamente el aparato y el tiempo exigido por el ortodoncista. Si por ejemplo, un niño está tres días sin ponérselo, puede que al colocárselo otra vez, ya no sirva (la boca se ha modificado) y haya que ajustarlo de nuevo. Hay que tener en cuenta que los maxilares de los niños son muy maleables y están en permanente cambio.

5.   Acudir a la consulta mensualmente, como mínimo.

Brackets o aparato fijo:

1.   Se utiliza para el tratamiento de ortodoncia propiamente dicho (dientes alineados) y por regla general, se colocan en dientes permanentes.

2.   Su función es alinear y nivelar dientes. La técnica utilizada para "pegarlos" (cementado) es absolutamente indolora.    

3.   Se llevan una media de 24 meses.

4.    La higiene debe ser extrema. Por eso, es imprescindible un adecuado cepillado de dientes complementado con enjuagues. De lo contrario, se pueden producir caries, gingivitis (inflamación de encías, hongos etc.)

5.   Hoy en día, este tipo de aparatos no deja "marcas" en los dientes una vez finalizado el tratamiento.

Jaime Márquez
Asesoramiento: Doctora Natalia Solo de Zaldivar, médico odontólogo, especialista en ortodoncia.

Te puede interesar:

- Revisiones dentales que necesitan los niños

- Golpes en los dientes de los niños 

- Dientes sanos, consejos de higiene para niños