10 de septiembre de 2020

La salud está en sus pies: 10 consejos para evitar deformidades

La salud está en sus pies: 10 consejos para evitar deformidades
Revisa sus pies con la vuelta al cole: evita deformidades - GETTY

A lo largo del verano, entre la finalización de un curso escolar y el inicio del siguiente, apreciamos que los niños crecen en estatura y en talla. Uno de los principales cambios se nota en el tamaño del pie. Cambiar de calzado, de calcetines y revisar la pisada debe considerarse imprescindible con cada vuelta al cole. 

Igual que aprovechamos el inicio del curso escolar para realizar a los revisiones dentales y oculares, visitar al podólogo debería entrar también en nuestro calendario de salud infantil. El Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid (COPOMA) advierte que la tasa de deformidades en dedos, uñas, la marcha o la pisada provocadas por la utilización de calzado infantil incorrecto son bastante altas, al igual que lo es la de niños que tienen un pie plano no detectado ni tratado.

Además, después del verano es muy frecuente que aparezcan otros virus, como los papilomas (verrugas plantares), u hongos. Por lo que, mediante esta revisión anual, al igual que solemos hacer con el oftalmólogo o el dentista, podremos detectar y prevenir cualquier posible anomalía.

Si no hay ningún tipo de alteración manifiesta, la edad recomendable para realizar esta primera visita es entre los cuatro y los cinco años, momento en el que se evidencia cómo está constituido el pie.

10 consejos para evitar deformidades en los pies

Estos son los 10 consejos que los expertos del Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid (COPOMA) recomiendan para mantener la salud de los pies de los niños:

1. Optar por calzado que lleve sujeciones, como cordones o velcro, que impiden el deslizamiento del pie dentro del calzado.

2. Elegir un calzado elaborado con materiales naturales y flexibles, que permitan la transpiración.

3. Utilizar calcetines que garantizan una buena transpiración: de algodón u otras fibras técnicas.

4. Usar calcetines antideslizantes en casa. A pesar de haber elegido un calzado correcto, los zapatos y deportivas deben utilizarse solo unas horas del día. Mejor que utilizar zapatillas de chancla, con las que todos acabamos arrastrando los pies, es recomendable utilizar calcetines antideslizantes para facilitar el movimiento del tobillo, excepto si el niño lleva plantillas, para lo que sí es aconsejable su uso más continuado.

5. Utilizar escarpines. En las actividades deportivas extraescolares que se practican descalzo, como la natación o las artes marciales, debemos procurar que utilicen escarpines por vestuarios o piscinas, para evitar la aparición de papilomas. Además, es conveniente hacer un seguimiento, pues cuanto antes se detecten la verrugas plantares más eficaz es el tratamiento y menos doloroso el problema.

6. Calzado especial. En el caso de que se realicen actividades que requieran calzados concretos, como fútbol, tenis, balonmano, baloncesto o danza, es importante que se lo pongan solo para la práctica deportiva.

7. Revisar sus pies. Debemos realizar una inspección frecuente de los pies de nuestros hijos, incluida la zona entre los dedos, y también del calzado, por si aparecen aristas u otras anomalías.

8. Las uñas se deben cortar en línea recta, sin redondear ni dejar picos o esquirlas que se pueden infectar. Ante el mínimo problema, se aconseja acudir siempre a un profesional de la Podología, el especialista de la salud del pie, que podrá solucionarlo antes de que se complique.

9. Es clave revisar la marcha de los niños a los 6 años, pues es cuando ya es similar a la de un adulto. Si se detecta alguna anomalía, como que el niño se cae con frecuencia, camina de puntillas, mete los pies hacia adentro o hacia fuera, etc., que necesite de corrección de hábitos posturales combinados con un soporte plantar (plantilla) para compensarla en caso de pies planos, será el momento idóneo. Cuanto antes se trate, mejor.

10. Es importante hacer caso a los niños cuando se quejan de dolor en cualquier parte del pie, tobillo o extremidad inferior; hay alteraciones asociadas al desarrollo y al cartílago de crecimiento que pueden aparecer en la infancia y requieren un diagnóstico precoz y tratamiento adecuados. En estos casos el profesional de la Podología será quien lo determine.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar: 

Primeros pasos, los zapatos ideales para los niños

- Estos son los tipos de calzado que pueden causar lesiones

- Anomalías en los pies de los niños

- Dudas frecuentes de los padres sobre los zapatos de los niños

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.