¿Pueden las nuevas tecnologías mejorar la salud de los jóvenes?

¿Pueden las nuevas tecnologías mejorar la salud de los jóvenes?
17 de marzo de 2018 ISTOCK

Las nuevas tecnologías han cambiado la sociedad en muchos aspectos, si bien es cierto que la falta de educación digital puede provocar que los menores caigan en distintos peligros, también pueden encontrar beneficios en ellas. Incluso pueden mejorar la salud de los jóvenes tal y como demuestra una publicación realizada por la Asociación Española de Pediatría, AEP.

Un descubrimiento que se ha alcanzado después de analizar los resultados de otros 22 estudios en los que se puso en común nuevas tecnologías y mejora de la salud en los jóvenes. Para ello se puso especial énfasis en la utilización de estos dispositivos para localizar información sobre dolencias o uso de aplicaciones para cambiar los hábitos de vida más dañinos.

Interés en las nuevas tecnologías

Este informe parte de la base del éxito de las nuevas tecnologías entre los más jóvenes. No son pocas las horas que se les dedica a estos dispositivos, de modo que cabe preguntarse, ¿puede aprovecharse este tiempo con fines positivos para la salud de los jóvenes? Un ejemplo es el uso de aplicaciones, gestionadas por profesionales, que puedan resolver dudas a distancia entre los jóvenes.

Otro ejemplo son las herramientas online que permitan cambiar de hábitos de vida a los jóvenes y que ofrezcan consejos básicos, que nunca deberían por ejemplo sustituir la visita a un nutricionista. En definitiva, las intervenciones sanitarias utilizando los smartphones son una modalidad viable de cambio de comportamientos de riesgo para los más jóvenes.

Las nuevas tecnologías también pueden servir como plataforma de ayuda a través de la que contactar con jóvenes en situaciones difíciles. A estas edades, los adolescentes se pueden sentir demasiado desconectados del resto y solitarios, por lo que a través de los smartphones pueden acceder a aplicaciones donde se le brinde apoyo psicológico con el que solucionar estos problemas.

Por lo que no solo a nivel físico puede ayudarse a los jóvenes con las nuevas tecnologías, sino que en situaciones de alto riesgo como una depresión se puede brindar apoyo efectivo a pesar de la distancia. No obstante, AEP deja claro que esta es una vía a investigar y a tener en cuenta a largo plazo, por lo que por ahora debe seguir investigándose antes de implantarla de forma definitiva.

Límites nuevas tecnologías

Este informe de AEP deja claro cómo las nuevas tecnologías pueden ser muy útiles, por ello no hay que temerlas como un artículo que siempre tiene consecuencias negativas. Tan solo hay que poner límites para asegurar un uso correcto:

- Reglas claras y sin lugar a dudas. Hay lugares que no se deben visitar, horarios que cumplir y normas que respetar bajo pena de sanciones.

- Derecho a revisión. Los padres tendrán el derecho a revisar el smartphone de sus hijos para conocer el uso que les están dando.

- Reserva de información. Internet y las nuevas tecnologías son espacio público, por lo que los datos privados deben ser reservados.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos