18 de octubre de 2012

La varicela: cómo tratarla en niños y adolescentes

La varicela: cómo tratarla en niños y adolescentes
HACER FAMILIA

Más del 90% de la población padece la varicela antes de los 15 años de edad. Esta es una enfermedad benigna muy contagiosa, típica de la infancia, que en algunos pocos casos puede complicarse. ¿Qué hay que saber sobre ella?

¿Cómo reconocerla?

Si tu hijo presenta brotes con manchitas rojas, puede que más tarde se transformen en ampollas con un líquido claro en su interior que, cuando estallan, cicatrizan en costras que le causarán un picor intenso. Las verás por toda su piel, incluso en el cuero cabelludo, en los genitales y en la boca. Esta erupción cutánea es el síntoma más común de la varicela, una enfermedad de alta incidencia. Su patrón es estacional, es decir, las epidemias anuales tienen lugar durante el invierno y el principio de la primavera.

Por lo general, la varicela es una enfermedad de carácter benigno, aunque cuando afecta a los menores de 1 año, a las mujeres embarazadas, a los mayores de 15 años y a los pacientes con enfermedades, el cuadro clínico se complica. El período de incubación es de unos 15 días, aunque puede variar entre 10 y 21 días. El niño presenta fiebre moderada (de 37,7º C a 38,8º C)tras los dos y cuatro días que siguen al inicio de la erupción y del malestar general.

Puede tratarse de una varicela leve si tu hijo tiene menos de 50 lesiones cutáneas (ampollas), y moderada, si aparecen entre 50 y 500 ampollas en su cuerpo. Con más de 500, se considera una varicela grave, aunque no implica la hospitalización.

Leer más: FAROS Hospital Sant Joan de Déu