17 de diciembre de 2014

Psoriasis, una barrera para hacer deporte

Psoriasis, una barrera para hacer deporte
THINKSTOCK

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune que se manifiesta a través de la piel en forma de placas rosadas que pican y se escaman. Su derivación en artritis psoriásica o plantar añade a este malestar, la imposibilidad de practicar actividades relacionadas con el deporte.

En este sentido, el 70 por ciento de los pacientes afirma que la psoriais es una barrera para hacer deporte y limita muchos aspectos de su vida diaria, entre los que destacan los ligados a sus actividades de ocio.

La dificultad de hacer deporte con psoriasis

Concretamente, y según un estudio realizado por Acción Psoriasis, el 46,7 por ciento de los pacientes que padece esta enfermedad reconoce tener dificultades para practicar algún deporte como consecuencia de esta patología.

Existen dos tipos de psoriasis, que constituyen una barrera para hacer deporte:

-    La artritis psoriásica (desarrollada en el 10 y el 30% de los pacientes con psoriasis) es una forma de inflamación crónica de las articulaciones que se caracteriza por rojez, hinchazón y dolor de las articulaciones, síntomas que se manifiestan externamente con las placas rosáceas que aparecen en la piel.

-    La psoriasis plantar (se manifiesta en la planta de los pies) es uno de los tipos de psoriasis cutánea que, por el dolor que provoca al pisar, es la que más afecta a quienes practican deporte. Por eso, el riesgo de empeorar la zona afecta tras practicar deportes de contacto hace que un alto número de personas afectadas por este tipo de psoriasis abandone el deporte.

Así, aunque es frecuente ver cómo los médicos señalan los beneficios que tiene la práctica del deporte para la salud, en el caso de los afectados por psoriasis plantar o artritis psoriásica, los problemas de movilidad, las molestias que pueden provocar las lesiones en contacto con el sudor y con la ropa, el dolor que causan las lesiones derivadas de este tipo de psoriasis o el rechazo a ir con ropa con la que se muestren las lesiones, hacen que para muchos de ellos los beneficios se tornen en contraindicaciones.

La relación de la psoriasis con otras enfermedades

Además de padecer psoriasis, los pacientes que la desarrollan tienen un riesgo potencial de desencadenar otros problemas de salud. Así, en los últimos años, se ha demostrado que la psoriasis moderada o grave se asocia a otras amenazas como la dislipemia (elevación de los niveles de grasas en sangre, colesterol y triglicéridos), diabetes (aumento de los niveles de glucosa y azúcar, en sangre) e hipertensión arterial, patologías que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como la arterioesclerosis y, como consecuencia de ella, el infarto de miocardio.

Nueva web de artritis

Ahora, Acción Psoriasis ha creado una página web específica y de servicio con toda la información sobre la artritis psoriásica: www.artritispsoriasica.org. En ella, cualquier persona puede saber qué es, como se detecta, las afectaciones que produce y los tratamientos actuales. Además, permite que el usuario pueda realizar un test para saber si presenta los síntomas de esta enfermedad.

Patricia Núñez de Arenas

Hacer Familia recomienda: