6 de septiembre de 2012

Los problemas de visión están detrás de casi un 30% de fracaso escolar

Los problemas de visión están detrás de casi un 30% de fracaso escolar
HACER FAMILIA

MURCIA, 6 Septiembre

El Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de la Región de Murcia (COORM) ha advertido que casi un 30 por ciento del fracaso escolar está relacionado con los problemas visuales del niño, por lo que recuerda la importancia de realizar a los escolares revisiones visuales al inicio del curso, antes de su vuelta a las aulas.

Y es que la vuelta al cole "está aquí al lado" y, además de todas las preocupaciones de los padres por tener a tiempo el material escolar, se suma una recomendación vital para que el rendimiento académico de sus hijos sea el adecuado, "su salud visual", según informaron fuentes de la institución colegial en un comunicado.

La presidenta del COORM, Ana Belén Almaida, declara que "es necesaria, al menos, una revisión anual de la visión, ya que uno de cada cuatro niños en edad escolar, es decir, un 25 por ciento del total, sufre algún problema visual que no ha sido diagnosticado y que afecta a su rendimiento escolar".

Los niños "pocas veces se quejan de un problema visual, por lo que, a veces, es complicado detectarlos", según Almaida, quien explica que "existen una serie de síntomas y signos identificativos, ante los cuales, tanto padres como educadores deben estar muy atentos".

Entre estos síntomas, cita el enrojecimiento de los ojos, el parpadeo excesivo, el picor, escozor o lagrimeo, las malas posturas del cuerpo o la cabeza cuando mira de frente, los dolores de cabeza, durante olores o después de realizar actividades en distancias cercanas, y fruncir el ceño o taparse un ojo cuando lee o escribe.

De la misma forma, otros síntomas son la excesiva sensibilidad a la luz o fotofobia, la lecto-escritura del niño (sigue la lectura con el dedo), la inversión de palabras, saltos de renglón, la mejor memoria auditiva que visual, así como falta de concentración, y errores de copias y pobres caligrafías, entre otras cosas.

Si se observa en el niño alguno de estos síntomas es necesario que se realice una visita inmediata al óptico-optometrista, ya que el mejor pronóstico es la detección y corrección temprana. Si no hay ningún defecto visual, basta con una visita anual.

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.