30 de junio de 2014

Cómo prevenir la conjuntivitis

Cómo prevenir la conjuntivitis
THINKSTOCK

La conjuntivitis es uno de los fenómenos oculares más comunes que afectan a toda la familia, incluso a los recién nacidos. Aunque es muy molesta, en la mayoría de los casos no reviste gravedad, pero es importante conocer cómo prevenir la conjuntivitis porque puede ser altamente contagiosa y siempre debe diagnosticarla y tratarla un especialista.

La conjuntivitis se produce por la inflamación y/o irritación de la conjuntiva, es decir, la membrana delgada y transparente que recubre la esclera (parte blanca del ojo) y el interior de los párpados.

Como consecuencia, se produce un enrojecimiento del ojo, con secreciones que pueden provocar que los párpados se peguen (que empeora al levantarse por la mañana). También podemos tener la sensación de cuerpo extraño o arenilla dentro del ojo.
Por lo general, la conjuntivitis afecta a ambos ojos al mismo tiempo, aunque puede afectar más a un ojo que a otro y el proceso suele durar entre 10 días a 4 semanas.

Tipos de conjuntivitis

Existen tres tipos:
-   Vírica. Es la causa más común, es muy contagiosa y la provoca el mismo virus que del resfriado común; con dolor de garganta, secreción nasal, ojos llorosos y enrojecidos.
-   Bacteriana. Existe gran enrojecimiento y secreción purulenta de color blanco-amarillento. También es muy contagiosa.
-   Alérgica. No es infecciosa ni contagiosa. Es un trastorno estacional y se da en personas que presentan reacción alérgica a elementos a los que están expuestos (polen, mascotas...), o a agentes físicos o químicos que provocan la inflamación de la conjuntiva al irritarla o dañarla... Cursa con enrojecimiento, picor, lagrimeo e hinchazón.

Claves para prevenir la conjuntivitis

La higiene rigurosa es la mejor forma de evitar una conjuntivitis. Algunos consejos más:

-   No tocarse los ojos, si están afectados.
-   Lavarse las manos con frecuencia.
-   Utilizar siempre una toalla limpia y cambiarla todos los días. Por supuesto, no compartirla.
-   Cambiar a diario la funda de la almohada mientras dure la infección.
-   Cambiar los cosméticos, como por ejemplo rimel o perfilador para los ojos. Debemos tirarlos y usar uno nuevo una vez pasada la infección.

Prevención de la conjuntivitis en niños

En el caso de los niños, hay que tener mucha más precaución puesto que al ser una afección altamente contagiosa, es en la escuela infantil y en el colegio donde más casos se presentan en los ojos. Durante los primeros 10-12 días de infección, las conjuntivitis son altamente contagiosas, por eso es muy importante la higiene y lavarse las manos con mucha frecuencia.

Cómo evitar la conjuntivitis en recién nacidos

Los recién nacidos también están expuestos a padecerla. En el canal del parto de la madre existen bacterias que, aunque no causan síntomas en la mujer, sí que son peligrosas para el bebé que se puede contagiar durante el parto y desarrollar una conjuntivitis de carácter grave denominada oftalmia neonatal.
Por eso, en las primeras horas de vida, el neonatólogo le aplica al bebé una pomada antibiótica en sus ojos para prevenir una posible infección ocular.

Dra. Marta Suárez-Leoz. Oftalmóloga, del Hospital La Milagrosa, Madrid.

Te puede interesar:

- Niños en la guardería: 10 procesos febriles al año

- 7 cuidados oculares imprescindibles en verano