2 de julio de 2012

Pautas a seguir contra los piojos

  • Pautas a seguir contra los piojos
ISTOCK

Todos sabemos de qué estamos hablando cuando sale el tema de los piojos, ya que es un problema muy común que afecta, sobre todo, a los niños. Es conocido como pediculosis, y hace referencia a la presencia de piojos en las zonas del cuerpo con vello o en la ropa. Es normal que en algún momento de su infancia nuestro hijo tenga piojos. No hay que alarmarse, basta con conocerlos y estar prevenidos para saber evitar el contagio. 

¿Qué son los piojos y qué causan?

Los piojos son unos insectos carentes de alas que se transmiten por contacto directo y habitan en la cabeza humana. Es la hembra del piojo la encargada de poner hasta ocho huevos al día, conocidos como liendres. Se alimentan de nuestra sangre y no es la picadura la causa el picor sino es su saliva la que provoca una reacción alérgica en nuestra piel.

Artículo relacionado:
- Cómo pasar la lendrera para eliminar liendres

Qué provocan los piojos

Los piojos provocan picor en la cabeza

Los síntomas de los piojos abarcan desde:

- Sensación de cosquilleo en el cabello.

- Picazón o picor frecuente.

- Irritación al rascarse.

- Pequeñas motitas blancas, correspondientes a los huevos o liendres, cerca de la raíz de cada cabello que son difíciles de sacar.

Precauciones para evitar el contagio de piojos

Entre un 5 y un 14 por ciento de los niños en edad escolar sufren este problema alguna vez, informa el Ministerio de Sanidad. Ningún niño está a salvo de padecerlos, por lo que saber cómo evitar el contagio es fundamental: revisar el cabello del niño, llevar el pelo corto o recogido, no compartir la toalla, peine, gorros, bufandas o cualquier prenda en la que puedan estar adheridos estos insectos.

Tratamiento contra los piojos

Existen en el mercado un gran abanico de champús, lociones o espumas que ayudan a tratar los piojos. Estos deben aplicarse en el cabello seco y masajeando la zona ligeramente. Del mismo modo, para que el tratamiento no sea tan abrasivo por los productos químicos que contienen, podemos optar por remedios caseros igual de efectivos para combatir los piojos: el vinagre, el aceite de oliva, algunos aceites aromáticos

Las liendres

Los piojos suelen depositar las liendres en zonas como el flequillo, la base del cabello o detrás de las orejas, al ser las zonas más calientes y apropiadas para su supervivencia. A simple vista es casi imposible diferenciarlas, por lo que es importante cepillar el pelo del niño con una lendrera poniendo especial ímpetu en las zonas mencionadas para eliminarlas por completo.

La falta de higiene no causa la llegada de los piojos

Uno de los principales errores es recurrir a que la aparición de piojos viene relacionada con el pelo sucio. Esto no es así, ya que los piojos prefieren el cabello limpio. Es importante aclarar este punto para evitar que no notifiquen al colegio que su hijo padece de pediculosis por sentirse avergonzados, llevando a agravar el riesgo de contagio entre los compañeros de la escuela.

Cómo evitar el contagio con los demás

- Se debe evitar el contacto con el cabello.

- Inspeccionar las prendas de ropa, toallas, gorros Y lavarlo todo a temperatura superior a 50 grados centígrados.

- Los juguetes y peluches del niño deben de ser introducidos en una bolsa hermética durante tres días. Así evitaremos que los piojos se alimenten y morirán por el aislamiento.

- Los peines y horquillas y cepillos debemos de sumergirlos en agua hirviendo y aspirar toda la casa.

Los animales de compañía y los piojos

Los animales no transmiten los piojos de la cabeza. Sólo se transmiten de humano a humano o por estar en contacto con algún objeto donde se haya depositado el parásito.

Noelia de Santiago Monteserín

Hacer Familia recomienda: