26 de noviembre de 2015

La mala salud infantil influye en los problemas de conducta

La mala salud infantil influye en los problemas de conducta
THINKSTOCK

El comportamiento de los niños es una pieza clave de la educación infantil y se observa como una respuesta a diversos estímulos. Hasta ahora los problemas de conducta siempre se habían observado y tratado desde el punto de vista psicológico y emocional, pero actualmente un reciente estudio apunta que detrás del mal comportamiento infantil puede haber un problema de mala salud.

Síntomas de los problemas de conducta en la infancia

Si tu hijo se porta mal, prueba a cuidar su salud, porque es posible que ese sea el principal problema. Seguir una dieta poco saludable con un bajo consumo de pescado, verduras y frutas y una alimentación abundante en azúcar, refrescos y snacks, así como dormir poco, al menos una media hora menos de lo aconsejable, son síntomas que ayudan a saber por qué un niño tiene una conducta difícil de contrarrestar.

Estas son las conclusiones del "Estudio Época", que ha analizado a 1.000 niños de entre 6 y 12 años, y en el que han participado más de 200 pediatras. Con el fin de poder aconsejar a estos especialistas en pediatría, este análisis pretendía estudiar a los menores con problemas de conducta y valorar su salud y su calidad de vida, tanto de los niños afectados, como de sus familias. Entre sus conclusiones, el estudio reveló que un 50 por ciento de los familiares de los niños sufrían alteraciones del estado de ánimo como tristeza o ansiedad.

Así, el 2,2 por ciento de los niños presenta alguno de estos problemas de conducta, y el 1 por cieneto algún trastorno mental, según afirma la última Encuesta Nacional de Salud. No obstante, muchas de las preguntas de los padres y los cuidadores a esos 200 pediatras se refieren a menores que no sufren ninguna patología específica, pero que tienen actuaciones inadecuadas como falta de atención y de concentración. Además, les cuesta más aprender las cosas y sufren nerviosismo o hiperactividad.

Omega 3 para mantener una correcta función cerebral

Al ver estos casos, el 74,8 por ciento de los pediatras, para mejorar ese mal comportamiento, dio consejos enfocados a un cambio de hábitos, y en algunos de esos les aconsejaron ir al psicólogo o les recetaron algún suplemento alimenticio rico en ácidos grasos omega 3 (para mantener una correcta función cerebral), o una combinación de estas medidas. Adoptándolas, especialmente cuando se combinaron con los complementos nutricionales, se redujeron los problemas de conducta, los emocionales y los comportamientos hiperactivos que presentaban estos niños.

Gonzalo Medina

Te puede interesar:

- Cómo manejar el mal comportamiento infantil

- Los problemas de conducta de los niños

- Tristeza y melancolía: antídotos contra el 'bajón'

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.