14 de julio de 2014

Hongos en los pies en verano: papiloma plantar

Hongos en los pies en verano: papiloma plantar
HLIB SHABASHNYI

El papiloma plantar, que es una de las infecciones de los pies más comunes, está todavía más presente en verano, sobre todo entre la población infantil. El contacto del pie desnudo en lugares cálidos y húmedos concurridos, como por ejemplo las piscinas, hace que esta infección sea más habitual en periodos estivales.

Otros factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de un papiloma plantar son las heridas, las situaciones de estrés, la falta de higiene o el calor.

El papiloma plantar es una verruga interna, pues no crece hacia fuera al aplastarse al caminar. Estas verrugas están causadas por el virus del papiloma humano, de las que hay muchos tipos virales. El virus que ocasiona el papiloma entra en el organismo a través de las células que cubren la superficie de la piel. Suele afectar a personas con un sistema inmunológico débil o a los que tienen capas de piel más finas como los niños. Su aparición no es inmediata pues tiene un periodo de incubación de entre 6 y 18 meses después del contagio.

Síntomas y factores de riesgo del papiloma plantar

Para determinar si padecemos o no un papiloma plantar, es muy importante conocer sus síntomas diferenciándolos con los de los helomas o callos:

1.  Es doloroso al pellizco y no al andar como ocurre con los callos.
2.  Puede venir rodeado un de un halo blanquecino.
3.  Es frecuente la presencia de puntos negros debido a la trombosis de pequeños vasos sanguíneos de la zona afectada.
4.  Aparece en zonas de presión o roce donde la piel está más debilitada y donde hay un mayor cúmulo de queratina.
5.  Las zonas más comunes donde se presentan son debajo de las cabezas metatarsales de los dedos, en el lateral del dedo índice y en el talón.

Prevención y tratamiento del papiloma plantar

Su tratamiento habitual es muy agresivo, pues hay que extirparlo o quemarlo. Para evitarlo, los especialistas recomiendan usar chanclas y calcetines de látex en aquellos lugares donde hay mayor exposición como las piscinas públicas y las duchas comunes de los gimnasios.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos aconseja para prevenir el contagio del papiloma plantar o de otro tipo de infecciones en los pies:

-  lavarlos a diario con un jabón neutro
-  secárselos bien
-  aplicar crema hidratante diaria en los talones y en el dorso, así como protección solar
-  no cortar las durezas o callosidades
-  usar calcetines de algodón o de hilo para favorecer la transpiración.
-  utilizar un calzado de verano adecuado que no lesione la piel
-  extremar las precauciones en lugares públicos para evitar el contagio de hongos, virus y bacterias.

Los medicamentos de acción biorreguladora son lo último en tratamiento para el papiloma plantar, ya que no resultan dolorosos para los pacientes y más cuando se tarta de niños. La medicina biorreguladora no deja secuelas y sus medicamentos actúan sobre el sistema inmunológico buscando una respuesta adaptativa del organismo.

Ana Vázquez Recio