17 de marzo de 2016

La ecografía, lo último para diagnosticar la neumonía en niños

  • La ecografía, lo último para diagnosticar la neumonía en niños
ISTOCK
correo

La Medicina sigue investigando nuevas formas con las que realizar cada vez un diagnóstico más precoz. La investigación de nuevas formas para detectar afecciones ante los primeros síntomas es especialmente importante en el caso de los niños como corrobora la Asociación Española de Pediatría, AEPED, que indica que la ecografía puede ayudar a diagnosticar la neumonía en niños, "un diagnóstico nada fácil" en palabras de este organismo

¿Qué es la neumonía?

La AEPED describe la neumonía como una infección de pulmón y añade en esta definición que su diagnóstico no es nada fácil. Se produce en la parte profunda de los pulmones y en la mayoría de los casos está producida por virus, aunque también se puede generar a causa de bacterias. A menudo la neumonía se produce después de un resfriado. Entre los principales síntomas destaca la fiebre alta, la tos, la respiración acelerada, cansancio y malestar general... En los casos más graves requiere hospitalización para sumistrar oxígeno y medicamentos por vía endovenosa.

La ecografía, lo último para diagnosticar la neumonía en niños

Para la detección de la neumonía, normalmente los pediatras recurren al análisis de sangre o a una radiografía de tórax ante los primeros síntomas de esta enfermedad.  

Ecografía, lo último para diagnosticar la neumonía

Pero, en concreto, la radiografía presenta dos inconvenientes como mecanismo de diagnóstico. Por un lado, la emisión de radiación en los más pequeños no es aconsejable. Y por otro, no todos los centros médicos cuentan con aparatos de rayos X, por lo que este método se convierte en una técnica que no está disponible para todos. Por ello, era necesario buscar nuevos métodos de detección de la neumonía para los menores y de este modo superar las barreras que presentan los anteriores métodos.

En concreto, la AEPED señala la ecografía como el nuevo método que puede ser útil en el diagnóstico de la neumonía. Esta asociación destaca que al contrario que la radiografía, esta herramienta no emite radiación y que no tiene un alto coste. Una técnica poco invasiva y al alcance de gran parte de los profesionales, así lo destaca la AEPED en un estudio donde resalta la utilidad de la ecografía para diagnosticar la neumonía.

Resultados del estudio sobre la ecografía para detectar la neumonía en niños

La AEPED realizó 15 estudios para el análisis. En cinco de ellos, la persona encargada de realizar la prueba no tenía experiencia en esta técnica. En todos ellos se emplearon niños con neumonía y otros tantos sanos para comprobar si la ecografía era capaz de detectar esta afección. Los resultados de este trabajo dieron el aprobado a esta técnica de detección, ya que globalmente la ecografía era capaz de diagnosticar la neumonía en la mayoría de casos.

En concreto, al comparar los resultados, se comprobaba que la ecografía había diagnosticado entre 94 y 97 casos de neumonía de entre los 100 niños que participaron en este estudio. Además los resultados también evidenciaron que se había detectado erróneamente la neumonía a entre 4 y 10 de cada 100 menores sanos a los que se le realizó esta prueba dentro del estudio.

No obstante, la AEPED señala que pese a la calidad de la totalidad de los estudios que se realizaron en este trabajo, las características de los mismos no eran unánimes. Es decir, la edad de los niños era distinta, la experiencia del ecografista no era la misma y los criterios de diagnóstico de la neumonía no eran iguales en los quince estudios que se realizaron en esta investigación.

Este punto hace que no se puedan sumar todos los resultados de este trabajo como si fuera uno solo. No obstante, la AEPED señala la utilidad práctica de estos resultados ya que a medida que se incrementaba la capacidad del ecografista, los datos de diagnósticos se incrementaban acercándose al 100%. Por lo que esta asociación destaca la practicidad de la ecografía, en especial si se tiene en cuenta que no es necesaria una alta preparación del personal que la realiza, es una técnica poco invasiva, además de ser asequible para la mayoría de centros médicos.

Damián Montero

Te puede interesar:

Neumonía o pulmonía, claves para prevenir y tratar

- 7 errores en torno a la gripe y el resfriado

- 8 remedios naturales para combatir los síntomas del resfriado