27 de junio de 2014

Cómo curar heridas en los niños

Cómo curar heridas en los niños
THINKSTOCK

Cortes, heridas, arañazos... Forman parte de la vida diaria de los pequeños. Saber cómo curar todo tipo de heridas, cuáles son los errores más frecuentes o cuándo se necesitan puntos de sutura es fundamental para una correcta curación.

Las heridas se catalogan como graves cuando no son simples erosiones superficiales. Las distinguimos porque sus bordes no se juntan o porque tienen un tamaño superior a la palma de la mano. Otros síntomas son la visión de tejido subcutáneo como músculo o hueso o que se hayan realizado con un objeto punzante.

Si afectan a las articulaciones, las manos, los pies, los ojos o genitales también deben ser supervisadas por un profesional. Y, por supuesto, si son fruto de la mordedura de otra persona o de un animal.

La aplicación de los puntos de sutura siempre debe ser valorada por un profesional sanitario. Tal y como decíamos con anterioridad, siempre que los bordes no se junten o tenga un tamaño considerable.

Cómo curar heridas y cortes

-Las heridas nunca deben tocarse directamente, ni se debe tocar la sangre con la mano, tanto para prevenir la infección de la lesión como para nuestra propia protección. Así que lo ideal es lavarse las manos previamente con un jabón neutro y, si es posible, ponerse guantes desechables.

-Lo primero que debemos hacer es limpiar la herida con agua corriente y fresca, dejando que arrastre cuerpos extraños. Después la secaremos sin tocar la herida o la presionaremos directamente para detener la hemorragia.

-Si hay un cuerpo extraño clavado, sujetémoslo para evitar su movimiento. Y por último, cubrir la herida con un apósito estéril o pañuelo limpio y seco.

Errores que no se deben cometer al curar una herida

-Frotar para quitar la suciedad.

-Intentar extraer un cuerpo extraño clavado sobre la herida, ya que no sabemos la profundidad del mismo o si está afectando a algún órgano.

-Poner vendajes apretados para evitar que la herida sangre.

-Usar algodón y alcohol.

-Poner antisépticos, pomadas, ungüentos o antibióticos sobre la herida.

-Retrasar la asistencia médica. El plazo para que se puedan aplicar puntos de sutura en una herida es de un máximo de 4 a 6 horas desde que se produce.

Cómo saber cuándo se ha infectado la herida

Los síntomas para reconocer si una herida está infectada son:

-La inflamación y edema en los bordes.

-El enrojecimiento del contorno de la herida.

-Si la zona está caliente, le duele o siente pinchazos en la herida.

-Si el estado de la infección es avanzado, observaremos el exudado de la herida de color amarillo-verdoso, conocido comúnmente como pus.

Sara Vázquez, enfermera Clínica Ruber Internacional de Madrid