20 de enero de 2016

Blanqueamiento dental: una sonrisa de cine

  • Blanqueamiento dental: una sonrisa de cine
THINKSTOCK
correo

¡Que no te digan que estás más guapo cuando estás serio! Lucir una sonrisa bonita es una de las claves para verse favorecido y brillar ante la galería. La sonrisa es una de las cualidades que más se pueden exprimir y una de las partes de nuestro cuerpo que más debemos cuidar, por eso tener unos dientes blancos es muy importante. Existen blanqueamientos dentales muy eficaces, se hacen a cualquier edad y no tienen por qué dañar nuestros dientes.

¿En qué consiste un blanqueamiento dental?

Los blanqueamientos dentales no dañan el esmalte porque no liman el diente. Solo aportan blancura desde el interior hasta la superficie. Desde el despacho de su consulta, el doctor Carlos Fernández Piñero nos define dos tipos de blanqueamientos dentales:

-   Blanqueamiento dental con láser. Se realiza en la clínica en media hora. Funciona pero es menos eficaz que otros tipos de blanqueamiento. Puede dañar las encías y traernos problemas en el futuro. Por eso el doctor Piñero lo define como un tratamiento "muy violento".

-   Blanqueamiento dental con gel. Se realizan unas férulas a medida del paciente, sobre las que se aplica el gel blanqueador durante la noche, generalmente. La pauta para tratar nuestros dientes en casa depende del blanco deseado y del tono original de nuestros dientes.

¿Cómo funcionan los blanqueamientos dentales con gel?

Blanqueamientos dentales

Lo primero que tenemos que hacer, según nos cuenta el doctor Piñero, es acudir a la consulta de un experto para que nos tome la medida de la férula que vamos a colocar en nuestros dientes. Puede ser para la parte superior de nuestra boca, para la inferior o para ambas. El dentista nos hará entrega de un gel que tendremos que aplicar directamente en nuestros dientes durante una o dos horas al día, o bien durante toda la noche. El efecto de este tipo de tratamientos es acumulativo. El blanco es gradual y podemos suspender el blanqueamiento cuando queramos. Si vemos que nuestros dientes han alcanzado el blanco que buscábamos podemos dejar de aplicar el gel, ya sea de forma definitiva o bien para retomar el tratamiento semanas o meses (incluso años) más tarde.

El gel se aplica con ayuda de una jeringa. Una vez se ha extendido este sobre la superficie del diente se coloca en la boca la funda para que la sustancia pueda hacer efecto. Piñero asegura que en este tipo de tratamientos los efectos pueden empezar a notificarse a los pocos días. Son por eso la alternativa suave a los blanqueamientos tradicionales con láser de media hora en consulta y, aunque es una vía más lenta, da menos problemas. La duración de este tipo de tratamientos es indefinida.

Los geles para el blanqueamiento dental no se compran en la farmacia, porque contienen un activo médico que no puede ponerse a libre disposición del público de forma directa. Podemos sufrir una pequeña irritación en las encías el primer día por no saber medir la cantidad de gel que tenemos que aplicar en cada diente, pero esto es algo completamente normal. El doctor Piñero sostiene que sus pacientes, al segundo día, ya dominan la práctica sin problema y no sufren más irritaciones a lo largo del tratamiento.

Observaciones de los blanqueamientos de gel

-   No se hacen a menores de dieciocho años ni a embarazadas

-   Los empastes no se blanquean

-   Cuanto más joven es el paciente más resultados porque el desgaste del esmalte hace que el blanqueamiento sea menos efectivo y el esmalte se desgasta con la edad

El precio estimado de este tipo de blanqueamientos ronda los 200 euros (200 parte superior y 200 parte inferior). Se puede hacer, a partir de los dieciocho años, a cualquier edad y tantas veces como se quiera. Con diez días de tratamiento los resultados, en palabras del doctor Piñero, "se ven de sobra".

Si quieres lucir una sonrisa de cine consulta por los blanqueamientos dentales a tu dentista habitual. Él conoce tu boca y sabe qué es lo que necesitas. Podrá decirte qué tratamientos, al margen de las pautas generales, pueden sentarte mejor o peor, porque cada paciente es un caso distinto y hay que tener en cuenta distintas variables. Aunque en general todas las bocas reaccionan de la misma manera, hay que atender a las particularidades que cada cual pueda presentar. No temas el desgaste del esmalte porque esto es algo que se produce con la edad y es falso que ese desgaste se acelere con los blanqueamientos dentales.

Elisa García
Asesoramiento: Dr. Carlos Fernández Piñero. Dentista.

Te puede interesar:

- Embarazo e higiene oral: cuidar las encías

- El regalo de una sonrisa

- Las revisiones dentales que necesitan los niños

- Golpes en los dientes de los niños 

- Los niños suspenden en cepillado de dientes

Para leer más