11 de mayo de 2016

Aumentan los casos de insomnio por consumir ocio on line

  • Aumentan los casos de insomnio por consumir ocio on line
ISTOCK
correo

El consumo de contenidos de ocio on line en dispositivos móviles antes de irnos a dormir produce una sobre-estimulación, que impide conciliar el sueño. Además, nuestro cuerpo se adapta a un insomnio de conciliación, debido a la reducción de la melatonina que controla nuestro reloj biológico y tendemos a acostarnos más tarde.

Los jóvenes de 18 a 32 años son los más afectados por este insomnio tecnológico. Para evitar el insomnio conviene desconectar cualquier tipo de dispositivo móvil una hora antes de irse a dormir.

El insomnio es el trastorno del sueño que más está creciendo, según los expertos, sobre todo en jóvenes de entre los 18 y los 32 años de edad. Internet y las redes sociales son el telón de fondo de este trastorno del sueño, debido a que se han convertido en un autoservicio de información y entretenimiento 24 horas al día. Y es que la  mayor parte del tiempo que dedicamos a este tipo de ocio on line forma parte del poco tiempo de descanso del que disponemos y por eso restamos horas al sueño.  

De manera que, al tradicional espíritu trasnochador de los españoles se suma ahora la conexión permanente a cualquier contenido y a la hora que nos interese. Sin embargo, no somos conscientes de lo que puede suponer para el organismo una disfunción en el ritmo de sueño y la consecuente reducción de horas de descanso.

'Conectados' al insomnio tecnológico

Para hacernos una idea de este cambio de hábitos en la sociedad, sobre todo entre los jóvenes, los últimos estudios muestran que hasta un 30 por ciento de las personas han dejado de ver en la televisión tradicional los contenidos que pueden ver ahora on line. Estos mismos datos predicen un aumento de consumo de vídeo on line del 19,8 por ciento en 2016. El cine, las series y los contenidos de YouTube encabezan esta lista.

Por tanto, los datos de consumo de ocio a través de Internet, ya sea a través de los smartphone, las tablet o el PC crecen al mismo ritmo que aumenta el uso de redes sociales, y el número de personas expuestas al insomnio. "El problema no está en consumir ocio on line sino en que, como no tenemos tiempo durante el día, lo hacemos durante el que debería ser nuestro tiempo de descanso", explica el l Dr. Javier Brualla, responsable de la Unidad de Sueño del Hospital Vithas Alicante.

Cómo afecta a nuestra salud el insomnio on line

El insomnio se define como la incapacidad para dormir cuando se dan las condiciones adecuadas para hacerlo. "Se ha demostrado que las personas que están demasiado tiempo 'conectadas' a dispositivos móviles y, en concreto, a redes sociales, sufren mayores trastornos del sueño. Las causas: la luz azul que emiten las pantallas y la generación de estímulos continuos en el momento en que deberíamos desconectar", explica el Dr. Brualla.

Pero, ¿cómo afecta el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarnos al sueño? El doctor Brualla explica que "la afectación es por partida doble, ya que por un lado se generan estímulos continuos (información nueva, mensajes de WhatApp, etc.) en un momento en el que deberíamos estar desconectando y preparándonos para lo que debería ser una transición gradual hacia el sueño. Esto produce un estado de mayor activación mental que va a dificultar el posterior inicio del sueño. Por otro lado, la luz que emiten las pantallas de estos aparatos (sobre todo, la luz azul) reduce drásticamente la secreción de melatonina".

La falta de sueño afecta a nuestra salud

La melatonina es una hormona es muy necesaria para el sueño, ya que es el mensajero que utiliza el cerebro para inducir el sueño y ayudar a conciliarlo. Además también regula nuestro reloj biológico, es decir, indica el ritmo sueño-vigilia, marca un tiempo para dormir y un tiempo para estar despierto. Las consecuencias de la reducción de melatonina son que aparece un insomnio de conciliación, que retrasa el inicio del sueño, y el sueño va a ser también más superficial y de peor calidad, con el consiguiente impacto que esto tiene tanto en la salud como en nuestro estado de ánimo.

La falta de sueño afecta a nuestra salud

Una buena calidad de sueño durante las 7 u 8 horas recomendadas es fundamental para evitar la somnolencia diurna, el cansancio, el pensamiento lento e impreciso, la irritabilidad, y una mayor dificultad para realizar las tareas diarias. Según explica el doctor Brualla, "el déficit de sueño también puede ser el origen de diversas alteraciones metabólicas, como un aumento del riesgo de padecer obesidad, diabetes y accidentes cardio y cerebrovasculares. También nos hace más vulnerables a sufrir un cuadro de ansiedad".

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Dr. Javier Brualla, Neurofisiología/Unidad de Sueño Hospital Vithas y Alicante y miembro de Top Doctors.

Te puede interesar:

- Insomnio, ¿qué es y cómo tratarlo?

- Problemas de insomnio en los niños

- Aumenta el insomnio tecnológico entre adolescentes

- La falta de horas de sueño provoca depresión y ansiedad