20 de marzo de 2012

Asocian la evolución del asma en la mujer con los cambios hormonales que se sufren a lo largo de la vida

Asocian la evolución del asma en la mujer con los cambios hormonales que se sufren a lo largo de la vida
HACER FAMILIA

SEVILLA, 20 Marzo

Especialistas neumólogos de la Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur), que trabajan en el Hospital Infanta Elena de Huelva, presentarán en el próximo 38 Congreso de esta sociedad médica, que se celebrará en Granada, entre el 22 y el 24 de este mes, un estudio que pone de relieve la evolución del asma en la mujer y su asociación con los cambios hormonales que se sufre a lo largo de la vida.

Este trabajo, que se presentará a través de una ponencia, apunta que en los años de vida fértil de la mujer la incidencia y gravedad del asma "es mayor que en hombres" y que durante el ciclo menstrual "hay mujeres que refieren empeoramiento de su asma en el periodo preovulatorio y otras en el periodo premenstrual".

Este empeoramiento del asma justo antes de la menstruación es lo que se conoce como asma premenstrual (APM) y, en teoría, podría estar relacionado con un aumento o descenso en los niveles de hormonas sexuales o con cambios en el cociente estrógenos/ progesterona, ya que poco más se sabe de esta patología, que los neumólogos consideran una "gran desconocida".

En esta ponencia, y junto a otros datos recientes, se expondrán así los resultados de la investigación realizada por un grupo de especialistas de Neumosur. Uno de los estudios publicado en el 'European Respiratory Journal' confirma los problemas existentes para determinar la prevalencia de esta enfermedad, problemas basados en que no existen criterios unánimes para su definición.

En ese estudio la prevalencia del asma premenstrual es diferente según se empleen criterios subjetivos (¿empeora su asma antes de la menstruación?, prevalencia 43,7%), semiobjetivos (cuantificación de síntomas respiratorios según cuestionarios estandarizados, prevalencia 44,7%) u objetivos (caídas en peak flow mayores del 20%, prevalencia 3%).

Además, dicho trabajo no encuentra diferencias en la prevalencia del asma premenstrual, según los distintos niveles de gravedad del asma establecidos. Otro estudio encuentra asociación entre síntomas psíquicos y físicos comunes del síndrome premenstrual, como la ansiedad y la depresión, la tensión abdominal y la sensación de hinchazón generalizada y el empeoramiento del asma antes de la menstruación.

"Este último hallazgo podría estar en relación con el edema generalizado, que también afecta a la mucosa bronquial, y podría ser la base de futuros estudios como el tratamiento con fitoestrógenos, los cuales mejoran el síndrome pre-menstrual y también podrían mejorar el asma pre-menstrual", señala a este respecto Rosa Vázquez Oliva, de la Unidad de Neumología del Infanta Helena de Huelva.

Los expertos de Neumosur subrayan la necesidad de mejorar el conocimiento de esta enfermedad, desde una mayor precisión en su definición para establecer su prevalencia real, un mayor conocimiento sobre su origen y factores causantes y una investigación mayor sobre posibles tratamientos.

En relación con estos últimos, los expertos de Neumosur señala que los estudios para valorar los efectos de los tratamientos hormonales sustitutivos con diferentes combinaciones de estrógenos y/o progesterona en mujeres con asma premenstrual son un tanto contradictorios, aunque la mayoría han demostrado efectos favorables, con una mejoría clínica, en los valores de peak-flow y una reducción en el número de exacerbaciones.