El 3% de lo niños españoles no están vacunados por decisión de sus padres

El 3% de lo niños españoles no están vacunados por decisión de sus padres
18 de octubre de 2018 ISTOCK

Prevenir una enfermedad es el mejor tratamiento para la misma. Evitar los síntomas de la misma incluso antes de que estos aparezcan ahora un periodo de malestar y de posibles contagios al resto de familiares, amigos y personas que nos rodean. Por este motivo, se recomienda cumplir con el calendario de vacunas en los más pequeños para conseguir esta meta.

Si bien en España la tasa de vacunación es bastante buena, el 97% de los niños cumple con el calendario, hay un porcentaje de pequeños que no recibe estos inyectables por decisión de sus padres. Así lo alerta el Grupo IPH, impulsor del proyecto Inmuniza que deja claro que no se debe bajar la guardia en este terreno y se debe vigilar de cerca los casos en los que los menores no siguen estos tratamientos preventivos.

Importancia de la vacunación

Tal y como indican desde el proyecto Inmuniza "con la excepción del acceso al agua potable, ninguna intervención humana puede rivalizar con la inmunización para combatir enfermedades prevenibles y reducir las tasas de mortalidad". Gracias a estos tratamientos se han controlado numerosas enfermedades contagiosas evitando epidemias descontroladas.

Sin embargo, la tendencia a no vacunar a los hijos que se ha visto en los últimos años ha hecho que algunas de estas enfermedades infecciosas vuelvan a resurgir. Un ejemplo es el sarampión, que ha vuelto a registrar casos en Europa e incluso se han contabilizado defunciones por esta afección.

Al mismo tiempo, los expertos del Grupo IPH recuerdan la importancia de mantener las vacunaciones en adultos. Un ejemplo es el inyectable para prevenir la gripe, que aun siendo una de la que mayores tasas presenta en adultos, se sitúa en torno a un 57% según datos del Ministerio de Sanidad de la campaña de vacunación 2016-2017. Una cifra que se aleja del 75% recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una situación que estos expertos relacionan por un lado con la escasa existencia de dosis en algunas zonas de España y, por el otro, a la creencia errónea de que vacunarse es cosas de niños. La principal consecuencia de esta situación es la mayor probabilidad de contagio dentro del hogar y el aumento de la dificultad en la erradicación de enfermedades.

Cumplir con el calendario de vacunas

Desde Unicef se recuerda a los padres la importancia de vacunar a los niños para garantizar una inmunidad frente a enfermedades que suelen ser mortales en algunos casos. Este organismo señala que estas dosis actúan reforzando las defensas del niño contra la enfermedad pero que únicamente tienen efecto si se administran antes de que aparezca el problema.

Vacunar a un niño cuando muestra síntomas de una enfermedad no tiene ninguna utilidad, sin embargo, hacerlo antes hace que el menor cuente con los anticuerpos necesarios para hacer frente a afecciones contagiosas como el sarampión o la varicela. También estas dosis son muy útiles para mantener a raya problemas tan serios como la tos ferina que puede causar la muerte de los más pequeños.

Unicef señala que en algunos casos los padres no vacunan a sus hijos por los posibles efectos secundarios que estas generan en los más pequeños: fiebre, tos, etc. Sin embargo, este organismo apunta que todos ellos tienen poca importancia, si se comparan con la posible enfermedad que acarrearían por el contagio de la misma. Otro motivo argumentado por algunos progenitores es que sus hijos padecen otra afección.

Desde Unicef se aclara que no hay que temer complicaciones en la enfermedad presente en los más pequeños. La vacunación es perfectamente compatible con los tratamientos de afecciones comunes como los catarros, aunque siempre se recomienda consultar al pediatra por posibles complicaciones con algún fármaco. En el caso de los bebés, este organismo recomienda mantener la lactancia para que el pequeño también reciba los beneficios de este alimento, como por ejemplo sus anticuerpos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los pediatras recomiendan la vacuna de la varicela a los 12 meses

- Todo lo que necesitas saber sobre las vacunas

- La vacuna de la varicela vuelve al calendario oficial

 Vacunas oficiales y recomendadas, todas las dudas al respecto