Mitos sobre los niños, ¿qué hay de verdad en ellos?

Mitos sobre los niños, ¿qué hay de  verdad en ellos?
6 de enero de 2019 ISTOCK

Convertirse en padres no es una misión sencilla. Enfrentarse a este proceso desde cero supone darse de bruces con un camino del que se desconocen muchos aspectos. Por supuesto, varias de estas dudas se confunden todavía más con la cantidad de mitos que circulan por internet y el boca a boca. ¿Cuál es la mejor forma de conocer la realidad? Preguntar a quien conoce las respuestas.

En este caso, los pediatras se postulan como la mejor fuente de información a la hora de conocer la respuesta a estos mitos. ¿Son verdad, son una mentira? Para arrojar algo de luz a estos temas, desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, se contesta a varios de los mitos más estandarizados en lo que a la crianza de niños se refiere.

Mitos y verdades

Mito: dejar a los bebés llorar, toser, pujar o hacer esfuerzos favorece que les salgan hernias.

Realidad: falso. Las hernias se producen cuando parte de un órgano o tejido corporal (como un asa intestinal) se mete por una abertura o punto débil en una pared muscular dando lugar a un bulto.

Mito: la fiebre es alta, es necesario tratarla con antibióticos.

Realidad: falso. La fiebre es una reacción normal del cuerpo. La mayoría de las veces es provocada por una infección por virus. En menos ocasiones la causa es una bacteria.

Mito: bebés que se alimentan con leche no necesitan tomar agua.

Realidad: verdadero. Los bebés menores de 6 meses que toman lactancia materna a demanda no necesitan ningún otro tipo de líquido. Ni agua ni infusiones. La leche materna le da todo el líquido que el bebé necesita hasta en los meses de más calor o cuando el bebé tiene vómitos o diarreas. La leche materna tiene más de un 80% de agua, sobretodo la primera leche que sale con cada toma. La clave es que la lactancia sea a demanda.

Mito: la leche de vaca produce mocos y bronqutis.

Realidad: falso. No hay datos científicos que relacionen la leche con el aumento de los mocos ni con empeorar el asma. La leche ha sido un alimento básico en la alimentación de millones de personas durante miles de años. La leche de vaca aporta proteínas de alto valor biológico.

Mito: la fiebre es alta, mayor de 39,5ºC, la causa es una infección bacteriana.

Realidad: falso. La fiebre no es una enfermedad. Es un mecanismo de defensa contra una infección, casi siempre provocada por un virus y, menos veces, por bacterias.

Mito: se debe bañar al recién nacido hasta que se caiga el cordón umbilical.

Realidad: falso. El cordón umbilical es un conducto que une el ombligo del feto con la placenta de la madre. Tras el parto, se pinza y se corta. Poco a poco se va secando hasta que se cae, normalmente entre los 5 y los 15 días de vida.

Mito: si se corta el pelo al bebé hace que su cabello le crezca más fuerte.

Realidad: falso. Algunos niños nacen con más pelo que otros. Durante los primeros meses el cabello se suele caer dejando calvitas en la zona de apoyo de la cabeza. Pero después vuelve a salir. Ni cortando ni afeitando el pelo se consigue que el pelo salga más grueso.

Damián Montero

Te puede interesar:

Cosas normales de los recién nacidos por las que no debes preocuparte

- Los cuidados del cordón umbilical

- Los miedos de la madre primeriza

- Nueve razones normales por las que lloran los bebés

Contador