1 de diciembre de 2016

Más pantalla de móvil, menos calidad de sueño

Más pantalla de móvil, menos calidad de sueño
ISTOCK
correo

La línea que separa lo que es beneficioso de lo perjudicial a veces se traspasa. Un buen ejemplo son los smartphones, aparatos que aunque ayudan en el día a día de distintas maneras como por ejemplo permitiendo que sus usuarios estén conectados ante una emergencia. Sin embargo en ocasiones se olvida que estos dispositivos deben usarse con responsabilidad y que de su abuso pueden surgir problemas de salud.

Un nuevo estudio de Universidad de California, San Francisco, publicado por Scientific America, revela que la influencia de la pantalla del móvil en las personas afecta a su calidad de sueño. A mayor cantidad de horas frente a los smartphones, peor calidad en el descanso de las personas.

Inhibición de melatonina

El equipo de la Universidad de California partió de la teoría de que la pantalla azul de los smartphones afectaba directamente a la producción de melatonina, la cual está directamente relacionada con la calidad del sueño. Para descubrir el acierto o no de esta hipótesis incluyeron en los móviles de los participantes una aplicación que medía el tiempo que estos usuarios empleaban estos dispositivos.

Un total de 653 adultos participaron en este estudio incluyendo esta aplicación en sus smartphones durante 30 días seguidos. Jornadas durante las cuales esta aplicación registraba cada vez que uno de estos dispositivos era desbloqueado y unos ojos estaban frente a la pantalla del aparato.

Además estos participantes informaron sobre la calidad de su sueño y si había o no antecedentes familiares o algún tipo de trastorno que pudiera alterar su calidad de su descanso. Dos fuentes informativas con las que se pretendía demostrar si era cierto que la pantalla del móvil afectaba en las horas que dormían estas personas.

Más pantalla, menos descanso

Los resultados arrojaron que de media los participantes emplearon sus smartphones unas 38,4 horas durante estos 30 días y unos 29 minutos en cada jornada. Unos datos ponderados, ya que el consumo fue mayor a medida que eran más jóvenes y menor conforme más avanzaba la edad.

Tal y como los responsables del estudio predijeron con su hipótesis, a medida que el consumo de smartphones crecía, más difícil era conciliar el sueño en los participantes. A más hora delante de las pantallas, más tiempo era requerido por estas personas para poder quedarse dormidos y por supuesto, cuando más tardaban en esta tarea, menos descanso tenían estos sujetos.

Además los responsables de este estudio afirmaron que estos datos servirán para definir mejor la relación entre uso de smartphones y sueño ya que se han recogido datos reales gracias a esta aplicación. Los investigadores afirmaron que a menudo los usuarios no cuentan las horas totales por vergüenza o porque no son conscientes de todo el tiempo que le dedican a estos dispositivos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 claves para un sueño saludable

- Dormir es necesario para la salud

- Insomnio, ¿qué es y cómo tratarlo?

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.