Llegan los virus, ¿me vacuno contra la gripe?

Llegan los virus, ¿me vacuno contra la gripe?
9 de octubre de 2018 ISTOCK

Con la llegada del frío, el dolor de garganta, el malestar general, los estornudos, las toses y la fiebre empiezan a convertirse en algo habitual en nuestra vida diaria. El Comité Nacional para el seguimiento de la gripe recomienda la vacuna para la población de edad igual o mayor de 65 años, niños y adultos con enfermedades crónicas cardiacas o pulmonares y personal sanitario.

La gripe es una infección aguda de las vías respiratorias causada por un virus que se forma en el ambiente, ya sea por las corrientes de aire o por otras personas que tengan el virus y lo contagien. Normalmente, el virus se desarrolla durante el otoño o el invierno, meses en los que se producen cambios bruscos de temperaturas. El estrés, así como una alimentación deficitaria sobre todo en alimentos frescos con vitamina C, podrían facilitar o aumentar las consecuencias de esta enfermedad.

La cara del virus de la gripe

Los virus de la gripe pertenecen a la familia de los Orthomyxoviridae. Existen tres tipos de virus gripales: A, B y C. Los más importantes son los tipos A y B, ya que el C no produce epidemias y sólo provoca infecciones sin síntomas o con cuadros clínicos poco trascendentes y en casos aislados. El virus A es el principal causante de las epidemias que se producen cada año. Mientras que el virus gripal B se presenta generalmente en brotes más localizados.

Tras un período de incubación de la enfermedad de 18 a 36 horas, comienza la enfermedad. Generalmente es de carácter benigno, siendo sus síntomas más frecuentes: fiebre elevada, dolor muscular difuso, intenso dolor de cabeza, tos y obstrucción nasal y cuya duración suele ser de una semana. Además, existe una falta del apetito que se suele mantener a lo largo de tres o cuatro días.

Grupos de riesgo frente a la gripe

"Deben recibir la vacuna de la gripe sobre todo personas mayores de sesenta años, con enfermedades respiratorias, renales y cardíacas crónicas, pacientes diabéticos, con cáncer o inmunodeprimidos. Se recomienda también en el personal sanitario y que residan en centros con una población con una alta incidencia de enfermedades crónicas o bien que atiendan por cualquier motivo a personas de alto riesgo", afirma el Doctor Lavilla, especialista de la Clínica Universitaria de Navarra.

La vacuna no significa una protección total, pero a medida que se emplea año tras año, aumenta su poder de inmunización. Además, pueden existir reacciones adversas a la vacuna en personas especialmente sensibilizadas como las alérgicas al huevo. También se puede producir una inflamación en la zona donde la hayan inyectado. No obstante, en el caso de padecer alguna enfermedad infecciosa, es necesario consultar con el médico antes de recibirla.

Una vez administrada la vacuna la protección se obtiene generalmente en dos o tres semanas, con una duración de la inmunidad postvacunal de 6 a 12 meses. La vacuna previene la enfermedad en aproximadamente un 70 a 90% de las personas menores de 65 años.En los mayores de esa edad y que residan en instituciones cerradas la vacuna es más eficaz en la prevención de enfermedad severa y complicaciones secundarias.

Refuerza las defensas de tu organismo

Además de la vacuna existen otras medidas que refuerzan al organismo contra esta enfermedad. Entre ellas, destacamos: evitar en lo posible permanecer en locales cerrados con poca ventilación; mantener una alimentación equilibrada, no olvidando la fruta natural rica en vitaminas, sobre todo vitamina C, y cuidar la higiene personal, evitando compartir con otra persona copas, platos u objetos que puedan haber estado en contacto con saliva y mucosas. Además, se aconseja evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.

¿Catarro o gripe?

Ambas están producidas por virus, pero la gripe presenta una sintomatología más agresiva. El catarro está producido por muchos tipos diferentes de virus que atacan preferentemente la mucosa nasal pudiéndose extenderse a ojos, garganta e incluso oído. Por tanto, suele aparece escozor en los ojos con lagrimeo y rechazo de la luz, dolor de oídos e incluso de garganta por lo se emplean analgésicos si los síntomas son importantes.

Sin embargo, la gripe se desarrolla rápidamente produciendo pronto un deterioro del estado general mientras que el catarro se va instaurando lentamente. En cambio, con la gripe, lo característico es el cansancio, los dolores de cabeza y las molestias musculares. Además, el catarro dura menos que la gripe.

A través de animales

Expertos en virología coinciden al señalar que Europa no estaría preparada para afrontar una nueva pandemia de gripe provocada por virus animales que saltan al hombre. Las epidemias provocadas por virus animales que saltan al hombre, como el Sida, SARS, Ebola etc son más difíciles de tratar por no tener su origen en un ser humano.

De esta forma aseguran que los viajes, el crecimiento de los núcleos urbanos, la invasión de zonas de jungla, los cambios en técnicas agrícolas con el aumento de las explotaciones, son factores que favorecen la mutabilidad viral y el salto de especies. Además, el aumento de la temperatura en 5 grados en los próximos cien años significaría la pérdida de determinadas plantas que podría producir cambios en los comportamientos de los animales facilitando el salto de especie.

Comienza el 1 de octubre

La vacunación de la gripe comienza el 1 de octubre hasta el 30 de noviembre. Se vacuna en todos los centros de salud de las Comunidades Autónomas, los centros municipales de salud y las residencias de mayores sean públicas o privadas autorizadas. También en centros de Acogida sanitarias, algunas instituciones privadas y otros puntos de vacunación para personal sanitario.

Consejos en caso de padecer gripe

1. Guardar reposo
2. Beber abundantes líquidos y dieta variada 
3. Evitar el consumo de alcohol o tabaco
4. Tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe (como medicamentos para bajar la fiebre..)
5. Uso racional de antibióticos.
6. No dar aspirinas a niños ni a adolescentes (podría provocar un síndrome raro pero grave que se denomina Síndrome de Reye). Consulta con el farmacéutico otros medicamentos que pueden tomar.

Macarena Funes

Te puede interesar:

- La gripe en los niños

- 7 errores en torno a la gripe y el resfriado

- La gripe, todo lo que debemos saber

- Cómo evitar confundir la gripe con el resfriado