7 de diciembre de 2016

Día de nieve en familia: consejos de seguridad para evitar problemas

Día de nieve en familia: consejos de seguridad para evitar problemas
ISTOCK

Un día de nieve es un buen plan de ocio en familia, pero requiere seguir unas normas de seguridad para evitar males mayores en este entorno. La nieve puede ser el escenario de algunos accidentes como quemaduras, resfriados o incluso caídas con posibles fracturas si no se anda con ojo. Tener en cuenta unas nociones básicas para evitar estos problemas hará que únicamente la diversión esté presente.

Cuidado con el sol y su reflejo en la nieve

La nieve es la antítesis de la playa. La temperatura es distinta y se acude a ella con mucha más ropa que el bañador o el bikini. Por ello algunas personas no caen en la cuenta de que el riesgo de quemaduras en la piel en este ambiente también está presente en un grado muy elevado.

El reflejo de los rayos solares en la nieve es bastante alto y es nuestra piel la que sufre este efecto. Además la protección de la atmósfera es bastante menor que a otros niveles, por lo que la influencia del Astro Rey sobre la dermis es mejor. Llevar cremas solares de altos factores de protección y gafas para evitar la influencia de la luz del sol en nuestros ojos es obligatorio para pasar una jornada en este entorno.

Equipo adecuado para un día de nieve

Hay que saber a dónde se va. Un paisaje nevado es un lugar frío y en donde se va a realizar actividad física. Por este motivo hay que asegurar que los asistentes llevan varias capas que eviten la influencia del frío y así prevenir resfriados. Las partes exteriores deben ser impermeables para que la nieve no traspase al interior y moje a las personas haciendo que aumente el riesgo de catarro.

Las capas interiores y que estén en contacto con la piel de las personas sí han de ser transpirables para evitar que el sudor cause algún tipo de resfriado cuando cese la actividad física. La ropa también debe ser cómoda, hay que recordar que al acudir a la nieve se hace mucha actividad física ya sea en forma de deporte tipo esquí o corriendo en este medio. Por este motivo las prendas deben ser adecuadas para este medio y no tirar del armario que se emplea habitualmente.

Si se opta por la práctica de deportes como esquí hay que recordar que el equipo que se lleve debe ser el adecuado. En el caso de que estos kits se lleven desde casa, habrá que revisarlos en la búsqueda de desperfectos que puedan ocasionar algún accidente. Siempre se debe hacer caso a las indicaciones del recinto y realizar esta actividad en las pistas adecuadas a cada nivel y nunca introducirse en aquellas zonas peligrosas.

Atención al clima en la montaña

Antes de acudir a la nieve es aconsejable revisar el parte meteorológico para saber qué clima va a encontrarse la familia en este entorno. Si hay riesgo de precipitaciones ese día o va a hacer excesivo frío, es mejor posponer la visita a otro momento en donde las condiciones sean más favorables para el disfrute de todos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Las 10 mejores estaciones de esquí para familias

- La ceguera de la nieve