28 de septiembre de 2019

Daltonismo en niños, cómo detectarlo y tratarlo

Daltonismo en niños, cómo detectarlo y tratarlo
¿Confunde los colores? Cómo detectar el daltonismo en los niños - ISTOCK

El desarrollo de los niños no es igual en todos los casos. A medida que los más pequeños de la casa pueden detectarse algunos problemas que merecen la atención de los padres. Y es que si no se pone solución a estas situaciones, la evolución de sus hijos puede verse comprometida no solo por las trabas que de por si traen, sino por lo cuesta arriba que pueden poner en algunas situaciones.

Un ejemplo son los problemas visuales que pueden comprometer la vida académica de los estudiantes. Si bien los hábitos de estos alumnos son buenos, la presencia de estas alteraciones puede derivar en malas notas o en un ritmo más lento. Un ejemplo, tal y como indican desde el Hospital San Joan de Déu, es el daltonismo, una discromatopsia congénita que se caracteriza por la incapacidad de percibir uno o dos colores.

Detección del daltonismo en niños

Es común que los intenten ocultar todos los síntomas de sus problemas, y en el caso de las alteraciones visuales, no es una excepción. También puede suceder que a la hora de exponer qué les sucede, no puedan describir de un modo correcto. Por ello, es fundamental que los padres presten atención a todas las señalas que puedan sugerir la aparición de alteraciones, como en este caso es el daltonismo.

Si bien el daltonismo es una alteración visual compleja, no es necesariamente grave. Por ello, la detección precoz de la misma a través de diferentes pruebas resulta fundamental para iniciar un tratamiento oportuno (al igual que en otros tipos de situaciones). En especial si se trata de niños de edades tempranas que reciben las estimulaciones procedentes de su entorno, del modo que deberían.

El niño aprende los colores hacia los tres años de edad y los daltónicos pueden tener problemas en la escuela cuando el método de aprendizaje se basa en los colores (etapa preescolar, determinadas asignaturas) pero, en general, tienen un rendimiento similar al de los niños con visión normal. La edad adecuada para detectarlo es hacia los cuatro años o antes con test adecuados.

Estas son algunas de las claves para detectar el daltonismo en los más pequeños de la casa y poner remedio tan pronto sea posible:

- Realizar pruebas en casa para tener claro que los niños distinguen los tonos de los colores con normalidad. Si son muy pequeños, este tipo de varias pruebas que consistirán irán en medir su habilidad para memorizar y retener elementos del aprendizaje.

- Si los niños ya conocen el nombre de los colores, las pruebas pueden reducirse a elaborar dibujos con peticiones específicas o participar en juegos en los que se les pida distinguir los tonos de forma amena y didáctica. Hay que evitarles la presión, ya que esto puede provocarles un bloqueo y dar por hecho que no pueden distinguir los colores, aunque probablemente sí lo hagan.

- Otra forma de detectar señales de un posible caso de daltonismo en niños, consiste simplemente en ver cuáles son los colores que utiliza en cada caso para retratar en sus dibujos o deberes los objetos de la realidad. Por ejemplo, el niño se empeña en hacer los caballos verdes o los perros rojos, probablemente haya un problema.

- Acudir al oftalmólogo para que le practiquen pruebas como la del test de Isihara, un método fácil y rápido que consiste en identificar números ocultos y pintados en colores diferentes a los de los círculos que los contienen. Eso sí, es imprescindible que los niños reconozcan los números. También se les puede someter al test de Farnsworth, que detecta los diferentes tipos de ceguera hacia los colores entre quince grupos cromáticos diferentes.

Tratamiento del daltonismo

Si finalmente se detecta el daltonismo en los más pequeños, es importante poner en marcha un tratamiento para evitar todos los problemas derivados de esta alteración visual:

- Es importante informar a los profesores de esta condición ya que muchos materiales del aprendizaje para los más pequeños son de colores y habría que hacer una adaptación curricular.

- Asesorar a los hijos a la edad de la adolescencia por la combinación de colores en su vestimenta.

- Intentar orientar a los más pequeños bien en su futuro profesional ya que hay algunas profesiones en las que será necesaria una buena visión de color necesaria.

Tal y como indica la Academia Americana de Oftalmología no hay ningún tratamiento para el daltonismo congénito. Generalmente no causa ninguna discapacidad apreciable. Sin embargo, hay lentes de contacto y anteojos especiales que pueden ayudar.

Damián Montero

Te puede interesar:

Cómo mejorar el rendimiento escolar de los niños

- 10 consejos para prevenir problemas oculares

- Vuelta al cole: revisa la vista de los niños

- Atropina, la última solución contra la miopía

Hacer Familia recomienda: