4 de febrero de 2021

La enfermedad en la familia: ¿cómo afecta tener un hermano enfermo?

La enfermedad en la familia: ¿cómo afecta tener un hermano enfermo?
Cómo superar la enfermedad de un hermano - ISTOCK

La enfermedad de un hijo afecta a los padres, pero también influye de forma directa en el resto de hermanos. Los niños suelen responder de manera afectuosa e implicarse con los cuidados, aunque a veces pueden surgir problemas provocados y el resto de hermanos pueden reclamar, directa o indirectamente, una atención similar a la del enfermo.

La fuerza de los vínculos familiares provoca que todo lo que pasa a cada uno de sus miembros afecte a los demás. Cuando en una casa hay un hermano enfermo que necesita más atención, el resto de los hijos también acusará esta circunstancia en mayor o menor grado.

El momento en el que aparece la enfermedad en la familia o cualquier dificultad va a ser significativo de cara a cómo puede afectar al resto de hermanos. No es lo mismo que el niño ya nazca con ello, lo que supone aceptarlo y conocerlo así desde un principio, que estar acostumbrados a una circunstancia de vida determina y, de pronto, que aparezca una enfermedad que cambie la relación con los hermanos y con toda la familia en general. Esta última situación suele llevar consigo mayores dificultades colaterales familiares.

En estas situaciones en las que un hermano está enfermo, los niños tendrán la necesidad de saber y entender la situación que su hermano está viviendo.

A veces, los padres tratan de ocultar la información al resto de hermanos pensando que puede no ser positivo ni para ellos ni para el hijo afectado pero, en realidad, hacerlo puede ser contraproducente.

Por este motivo, es importante sentarse con ellos y dedicarles tiempo para explicarles la situación de manera adaptada a sus edades. Los niños harán preguntas y es positivo darles esta oportunidad para expresar sus dudas y tratar de resolverlas en la medida de lo posible. Con esto, se les está prestando atención a ellos y podrán sentir cierto protagonismo. A su vez, se les hace participes de circunstancia que les toca vivir. En muchas ocasiones, el hermano afectado suele requerir de ayuda de los demás y cuanta más información posean, más fácil será su implicación.

El hecho de ocultarles la información es peligroso porque, en el fondo, ellos siempre acaban detectando que algo sucede. Esta situación es más evidente en momentos de preocupación o tensión en los que la incertidumbre les suele provocar un gran nerviosismo y preocupación.

Pasos para explicar a los niños que su hermano está enfermo

El primer paso cuando un niño está enfermo es informar al resto de los hermanos, pero todavía queda trabajo por hacer. Cuando ya conocen la información, puede que piensen que esa situación puede cambiar o incluso que muestren su rechazo al considerarla injusta. En estos casos, es muy importante ayudarle a gestionar estos sentimientos.

Si el enfermo no se va a curar o si su recuperación lleva mucho tiempo, el resto de niños pueden llegar a sufrir y enfrentarse a una lucha sin sentido.

Los padres tienen que acompañar en este proceso, e incluso a veces es necesario acudir a un profesional especializado.

Por otro lado, el hermano que sufre la enfermedad o cuenta con una dificultad requiere más atención que el resto. Los demás perciben esa diferenciación de manera clara y, en ocasiones, puede que no lo gestionen adecuadamente. Ellos también necesitan cuidados y tienen que cubrir una serie de necesidades emocionales que pueden quedarse desatendidas o con ciertas lagunas.

Ante esta situación, los padres se sienten culpables y no saben muy bien cómo actuar. La pauta está en que uno de los progenitores intente prestar atención al resto de manera alternativa, de manera que no estén siempre los dos con el hijo enfermo y desatiendan al resto. A su vez, será importante transmitirles calma y serenidad y no siempre nerviosísimo o preocupación.

Complicaciones derivadas de la enfermedad

Pero, además de tener en cuenta estas pautas, es muy importante aceptar que esta es la situación que les ha tocado vivir al resto de hijos, por lo que no siempre tendrán la atención que hubieran querido o requerido. Estas circunstancias les pueden hacer madurar si las ausencias paternas van acompañadas de entendimiento y cariño.

En la vida de una familia con un hijo enfermo, pueden surgir complicaciones, como los momentos de hospitalización o de ausencias prolongadas por los tratamientos. Los padres estarán fuera de casa y no podrán implicarse del todo en la educación de sus otros hijos, por lo que es muy importante la presencia de otras figuras de referencia con las que tengan un gran vínculo afectivo. Aun así, es conveniente que uno de los dos padres esté algún tiempo en casa para que las ausencias no sean excesivamente prolongadas.

Otra de las dificultades que suelen surgir es el modo en el que los niños viven el sufrimiento de su hermano.

Siempre hay periodos en las enfermedades o dificultades en las que pueden sufrir física o psicológicamente, porque para ellos es difícil ver a un hermano sufrir y convivir con ello. Ante esto, suelen responder de manera muy respetuosa, con mucho cariño y tratando de ayudar. Esto propicia el desarrollo de una actitud de entrega y generosidad importante y muy destacable.

A veces, los niños desarrollan un sentimiento de sobreprotección hacia el hermano enfermo y conviene controlar que estas atenciones no sean excesivas, pero también se puede sacar una parte provechosa. En ocasiones asumen responsabilidades de cuidados hacia el hermano que es importante respetar y propiciar. Esto les hace sentir mejor y madurar con la situación vivida.

Ante este tipo de situaciones, así como, cualquier adversidad que pueda surgir en la familia hay que tratar de sacar lo positivo y luchas de manera unida por aceptar la situación. Tanto los padres como los hijos pueden aprender a ayudarse unos a otros y fortalecer sus lazos.

María Campo. Asesora pedagógica de Eduka&Nature

Te puede interesar: 

- Principales errores de los padres cuando los niños se ponen enfermos

- 6 consejos para afrontar la enfermedad de un familiar

- Cómo explicamos que... mamá está enferma

Contador

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.