2 de marzo de 2020

Distinguir entre el bien y el mal, ¿cómo tener una conciencia bien formada?

Distinguir entre el bien y el mal, ¿cómo tener una conciencia bien formada?
Cómo tener una conciencia bien formada - ISTOCK

La conciencia es un juicio de la razón por el que el hombre reconoce la bondad o la maldad de un acto. Para emitir un juicio de conciencia sobre el bien o elmal de un acto, se necesita una inteligencia que juzgue, y un conocimiento previo que sea la base en que se apoya este juicio moral.

Algo similar sucede cuando el entendimiento dictamina sobre la verdad de algo. Por ejemplo, al escuchar: "las vacas vuelan", la razón emite un juicio inmediato que dice: "falso". Este juicio está basado en el conocimiento previo de vacas y vuelo.

La base de apoyo para la conciencia es el juicio de conciencia, que se basa en el conocimiento de la naturaleza humana y de lo que le conviene. El juicio moral de la inteligencia se hace más certero si el hombre obtiene más conocimientos de las dos fuentes anteriores.

Distinguir entre el bien y el mal

Para conocer mejor la naturaleza humana irá bien fomentar el deseo de buscar la verdad y de obrar bien, pues a base de obrar mal la inteligencia se malacostumbra y pierde claridad de juicio. Para la aplicación práctica de esos conocimientos, irá bien escuchar el consejo de personas buenas y entendidas.

Es importante distinguir el bien del mal, para acertar en lo que conviene hacer. Los grandes criminales tienen la conciencia deformada y se dice de ellos que son hombres sin conciencia.

Cualidades de la conciencia

- El hombre no inventa el bien y el mal, sino que juzga basado en la ley natural grabada en su naturaleza. Un carterista puede autoconvencerse de que robar es bueno, pero no lo es. Simplemente se equivoca. La conciencia es inseparable de los actos humanos.

- La conciencia instruye sobre el bien y mueve a obrar. Se llaman actos humanos a los voluntarios y libres, y por tanto conscientes. Conscientes de su bondad sensible -me gusta- y de su bondad moral -me conviene-. 

- El juicio de conciencia es práctico: esto lo puedo o debo hacer; esto lo debo evitar. Y se adquiere experiencia. La conciencia aprueba o reprende.

- El juicio de conciencia es principalmente anterior a la acción, para obrar o no. Pero una persona continúa reflexionando después de actuar, con un dictamen de aprobación y paz si se obró bien, o de inquieto rechazo si se obró mal. Por esto el hombre tiene responsabilidad ante sí mismo.

Marina Berrio

Te puede interesar: 

- Enséñales a reflexionar sobre el bien y el mal

- Cómo transmitir la conciencia medioambiental a los hijos

- Ideas para educar en valores e igualdad en casa y en el cole

- Las mejores edades para educar en valores

- Cómo distinguir entre el bien y el mal

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.