Depresión en verano, por qué se produce y cómo evitar que afecte a la familia

Depresión en verano, por qué se produce y cómo evitar que afecte a la familia
17 de junio de 2018 ISTOCK

Es habitual pensar en el invierno como una estación de tristeza al haber menos horas de luz y una climatología adversa que hace que el tiempo en casa aumente, dejando de lado actividades al aire libre. Por el contrario, el verano se suele relacionar con alegría. Llegan las vacaciones y el tiempo libre permite realizar numerosos planes que quedaron en vilo el resto del año.

Playa, piscina, paseos por el campo, viajes hacia destinos deseados. Esta es la imagen que habitualmente se tiene del verano, sin embargo no siempre es así. De hecho, incluso se registran casos de depresión relacionados con el periodo estival. El Centro de Psicología Nexus define esta situación como Trastorno Afectivo Estacional, TAE.

Origen del TAE

El El TAE en las estaciones de otoño e invierno se relaciona con la disminución de las horas de sol. En el caso del verano, curiosamente, sucede al contrario. La cantidad de luz diurna aumenta, ¿cuál es la causa entonces? Los motivos hay que buscarlos no solo en los bioritmos humanos, sino también en las circunstancias que rodean a cada pesona.

Durante el verano, aumentan las temperaturas y sube la humedad en algunas zonas. El cuerpo de las personas debe adaptarse a un clima mucho más caluroso, con más hora de sol y en muchas cosas. Esta situación se mantiene incluso durante la noche, lo que supone en algunas ocasiones menos horas de sueño o un descanso en condiciones donde es más difícil conciliarlo.

El TAE en verano pueden entrar en juego otros desencadenantes vistos como positivos para muchas personas. La luz y el buen tiempo, bien para unos, puede ser mal de otros. También resulta un factor clave el aumento de las horas de ocio que se dan cuando la persona se coge unas vacaciones y tiene más tiempo libre para pensar.

Otra causa que relacionada con el TAE en verano puede ser la autoestima. Aquellas personas con un mayor número de complejos son susceptibles de desarrollar ansiedad ante situaciones como la piscina o la playa, en donde deben mostrar sus cuerpos. Las comparaciones con otras personas pueden dar lugar al desarrollo de estos problemas a nivel psicológico.

Tratamiento del TAE

Para poder tratar el TAE hay que encontrar la causa que lo ha provocado. Por ejemplo, si la falta de sueño se encuentra detrás de esta situación, habrá que encontrar la fórmula para poder hacer frente a las altas temperaturas y alcanzar un buen descanso. Utilización de aparatos de aire acondicionado en modo nocturno, ventiladores o cambiar la habitación a una zona más fresca de la casa puede ser buena idea.

En aquellos casos en donde el TAE se relaciona con una falta de autoestima, se recomienda solicitar ayuda para iniciar tratamientos con los que aceptar la propia imagen de uno mismo. Ser capaces de reconocer los pensamientos negativos y actuar en consonancia es imprescindible.

También es imprescindible trabajar en el dominio de técnicas contra el estrés. En este punto la familia puede crear un entorno de comodidad y tranquilidad para la persona que esté experimentando estos problemas.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo hacer que los pensamientos negativos desaparezcan

- Cómo elevar el estado de ánimo

- Las emociones negativas en los niños

- Cómo detectar la depresión adolescente