13 de febrero de 2017

La creatividad: rasgos de una persona creativa

- La creatividad en la infancia fomenta el emprendimiento

- La creatividad en el desarrollo de los niños

- Ideas para potenciar la creatividad en casa

La creatividad: rasgos de una persona creativa
ISTOCK
correo

La creatividad no es algo exclusivo de un tipo de personas ni está ligada a ninguna actividad humana como tal. Aunque algunas personas pueden nacer más dotadas que otras para la creatividad porque utilizan más la parte izquierda de su cerebro, también es cierto que se puede enseñar a ser creativo. No obstante, existen una serie de 7 rasgos comunes que comparten las personas creativas.

El equilibrio de la capacidad creativa

La creatividad requiere la puesta en práctica y el equilibrio de tres tipos de capacidades: la sintética, la analítica y la práctica.

1. La sintética es lo que consideramos normalmente creatividad: la capacidad de ir más allá de lo normal, de lo que todo el mundo sabe o supone, para generar ideas nuevas e interesantes. Los buenos pensadores sintéticos ven conexiones que otros no ven.

2. La analítica es la capacidad de analizar y evaluar ideas reconociendo las mejores.

3. La práctica es la que hace darse cuenta de si una idea "se puede vender o no" a otros.

7 rasgos de una persona creativa

Quizá se trate de algo difícil de definir, pero si analizamos a aquellas personas que han destacado por su creatividad podríamos encontrar estos rasgos en común. Esto nos servirá para descubrir si nuestro hijo tiene genio creativo.

1. Pone en duda lo que todo el mundo acepta.
Los que osaron poner en duda las ideas que todo el mundo aceptaba fueron criticados, o incluso perseguidos, aunque más tarde hayan tenido el reconocimiento de todos. Si aceptamos todo sin cuestionarlo, nunca veremos aparecer alternativas diferentes. Cuando nuestros hijos preguntan, simplemente piden explicaciones para aquello que nosotros aceptamos sin ponerlo en duda.

En ese caso, ellos ejercitan a su modo la misma independencia de los grandes científicos e inventores. Einstein llegó a destacar que esta curiosidad infantil era la semilla de la creatividad. En el adulto se manifiesta y desarrolla con el espíritu crítico. Existen muchos ejemplos de esta característica, pero podríamos decir, por ejemplo, que los hermanos Wright desafiaron la antigua creencia de que la humanidad nunca volaría.

2. Reconoce pautas y regularidades.
Esto significa percibir semejanzas o diferencias significativas en sistemas, objetos, ideas, sucesos o fenómenos físicos. Al buscar esas regularidades, se intenta dar forma coherente al mundo y prepararnos para hacer predicciones. El detectar esquemas de comportamiento en lo desconocido es una forma de crear orden en el caos.

La ciencia está llena de ejemplos de estas capacidades creativas. Gregor Mendel, al cruzar distintas clases de guisantes, observó regularidades que le llevaron a una nueva idea sobre la herencia de los caracteres. La teoría de la tectónica de placas es otro ejemplo de cómo las correspondencias encontradas en los fondos oceánicos llevaron a los científicos a una nueva idea sobre el continuo cambio de la corteza terrestre.

3. Ve las cosas de manera diferente.
O, lo que es lo mismo, convertir lo familiar en extraño y lo extraño en familiar. Una nueva perspectiva. Una nueva imagen. Ser capaces de ver lo nuevo en aquello que vemos todos los días. Este es también un aspecto y un componente de la creatividad. ¿Quién es capaz de decir un nuevo adjetivo sobre la mesa que tenemos delante, de imaginar la jaula desde la perspectiva del canario, de representar al mismo tiempo el exterior y el interior de un teléfono, de pintar el paso del tiempo sobre las uvas de un frutero?

4. Imagina nuevas relaciones.
El crear conexiones es algo así como el momento de una novela policíaca en que el autor nos presenta de repente la relación entre dos sucesos o personajes. Al crear asociaciones podemos aplicar unos conocimientos a nuevas situaciones o sistemas, sacar conclusiones, imaginarnos causas. Por ejemplo, Edward Jenner se dio cuenta de que la viruela nunca atacaba a las lecheras, y al establecer una relación diciendo que la inmunización que ellas tenían se debía a haber estado expuestas a la benigna viruela de las vacas le llevó a la idea de la vacunación.

5. Arriesga y persevera.
Es decir, atreverse a iniciar nuevos caminos o pensar en nuevas ideas sin tener control previo de lo que pueda venir como resultado. Las personas creativas deben ser capaces de asumir un riesgo, sin verse atenazadas por el temor a equivocarse. También deben tener constancia, para repetir una experiencia cuando los primeros resultados no son satisfactorios, o se encuentran con dificultades.

Tanto Colón como Magallanes, Marco Polo y demás exploradores afrontaron riesgos al salir en sus embarcaciones por mares desconocidos. Alexander Graham Bell emprendió nuevas aventuras aún después de haber tenido éxito con el teléfono. Algunas, como el pulmón de acero, funcionaron, otras, como el fotófono, no. El fracaso es una información útil, porque al eliminar alternativas posibles nos ayuda a estrechar el abanico de soluciones. La forma más elemental de aprender es por "ensayo y error": dar un paso, caer, levantarse, dar otro paso...

6. Aprovecha las oportunidades.
Y eso significa saber sacar partido de los resultados inesperados. Parece que la persona creativa sabe ver las cosas que ocurren por casualidad y ya Pasteur decía que la casualidad favorece solo a las mentes preparadas. Charles Goodyear descubrió el proceso de vulcanización del caucho por casualidad. Experimentaba con diversas sustancias químicas, intentando buscar aplicaciones para la goma virgen. Un día, por descuido, le cayeron unas gotas de goma en una estufa caliente. Cuando vio cómo quedaba el área manchada se le ocurrió que el calor solucionaría su problema.

7. Trabaja en equipo.
Puede parecer extraño para quien piense en la creatividad como algo individual, pero la historia de los descubrimientos científicos también lo sugiere. Una red es más fuerte que el conjunto de hilos por separado. Los equipos de personas sirven para intercambiar ideas, puntos de vista, preguntas y estímulos. El equipo es imprescindible para el contraste, para enriquecer perspectivas, para detectar errores.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

Ideas para desarrollar la creatividad de los niños

- Creatividad en casa, cómo desarrollarla en el día a día

- La creatividad en la infancia fomenta el emprendimiento

- La creatividad en el desarrollo de los niños

- Ideas para potenciar la creatividad en casa