30 de diciembre de 2019

Los buenos propósitos psicológicos para 2020: depende de nosotros

Los buenos propósitos psicológicos para 2020: depende de nosotros
Píldoras psicológicas para sonreír al 2020 - ISTOCK

¡Feliz Año Nuevo 2020! Un año que estamos a punto de estrenar, lleno de expectativas, y de ilusiones, de objetivos, y de buenos propósitos. Un nuevo año sonoro "veinte veinte", que abre una nueva década y que además es un año bisiesto, por lo que contará con un día más.

Es muy humano comenzar los nuevos años con ilusión y despedirlos casi con hastío porque al final del año vemos con más relieve las cosas malas que nos han pasado y deseamos que todo eso cambie con el nuevo año al que recibimos con toda una serie buenos propósitos llenos de ilusión, ganas y energía positiva.

Y como ya sabemos, el 2020 nos traerá tanto cosas positivas como negativas, alegrías y tristezas, pérdidas y ganancias, y todo esto a día de hoy nos es difícil de prever. Pero se inicia un nuevo año, una nueva expectativa para reencontrarnos con nosotros mismos, para comunicarnos con nuestros seres queridos, para desempeñarnos en nuestra labor, para esforzarnos y para dar lo mejor de nosotros mismos.

Ideas para sonreir al Año Nuevo 2020

El psicólogo Javier Urra, autor de 90 minutos psicológicos, asegura que "cumplir los buenos propósitos depende del posicionamiento que uno adopte. Ahora bien más allá de lo que acontezca en el mundo, en la política, en la bolsa... hay muchas cosas que dependerán de nosotros mismos, de la forma en que encaramos el día a día, de lo que le pedimos a la existencia, y en definitiva, de lo generosos que deseemos ser".

Para posicionarnos bien de cara al nuevo año y no caer en la melancolía o tristeza, "mi consejo es sonreírle al Año Nuevo, manejarse con elegancia por la vida, utilizar palabras amigables con uno mismo y con los demás. Rebajar las expectativas. Agradecer a cada día que amanezca y lo haga con nosotros vivos", asegura Javier Urra.

En ocasiones, nos proponemos demasiadas cosas, nos imponemos objetivos difíciles de cumplir... y pronto nos desanimamos. Para que este año no nos pase eso, el psicólogo Javier Urra advierte que "no nos creemos falsas expectativas, o elaboremos un mundo de ensueño porque en ese caso la realidad se volverá arisca. Que el año sea nuevo, no quiere decir, que nosotros lo seamos y caminaremos con nuestras alegrías y dificultades, con nuestras rémolas, con nuestros miedos. La vida, en algo está hipotecada por la herencia, por el lugar de nacimiento, por las personas que convivimos. Nos cabe eso sí, mejorarnos, que es la forma humilde, sencilla de mejorar la vida".

Renovar la esperanza en un año mejor

2020 es un nuevo año para viajar, para conocer lugares nuevos y volver a los que más nos gustan, para disfrutar de la soledad buscada o de la compañía que necesitamos, del sosiego o de la actividad, de la lectura, de una oportunidad para ayudar a esa persona que lo necesita... Pero también un nuevo año para cumplir con las promesas interiores que nos hacemos, ya sea dejar el tabaco, adelgazar, caminar... Y no dependerá de los dígitos del año, si no de nuestra voluntad.

El psicólogo Javier Urra confia en que "veamos el 2021, con la misma ilusión, con las mismas ganas, con la que encaramos el 2020. Podremos pintar el año en blanco y negro o darle mucho color, en las pequeñas cosas, en los detalles, en lo esencial".

Con sus mejores deseos nos dice "que el 2020 nos reúna, pues aún sin saberlo tenemos el mismo cielo estrellado sobre nosotros, somos parte de este mismo planeta llamado Tierra. Y aunque nos encanta discutir, diferenciarnos, sentirnos únicos, somos muy parecidos, y nos necesitamos, y nos precisamos unos a otros".

Marina Berrio
Asesoramiento: Javier Urra. Psicólogo y autor de 90 minutos psicológicos

Te puede interesar:

- Nacer un 29 de febrero: una seña de identidad

Los buenos propósitos de papá y mamá para el Año Nuevo

- 5 propósitos saludables para el Nuevo Año

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.