27 de enero de 2021

¿Qué es lo mejor de ti mismo? Descúbrelo y poténcialo

¿Qué es lo mejor de ti mismo? Descúbrelo y poténcialo
Autoconocerse como padres - ISTOCK

Para dar la mejor versión de nosotros mismos es necesario autoconocerse, poner en la balanza nuestras virtudes y nuestros defectos para que con la convicción de mejorar cada día podamos dar a los demás lo mejor de nosotros mismos y potenciarlo. 

Cuando hablamos de la autoconciencia, hablamos de una de las cinco habilidades internas esenciales (las otras son dejar ir las experiencias dolorosas, darse cuenta de uno mismo, asimilar experiencias positivas y elegir bien).

Aunque estas habilidades internas esenciales para vivir mejor, reciben mucha menos atención que las externas, hacen una diferencia mucho mayor para que seamos más felices en nuestro día a día. Esta es una idea profundamente importante para todas las familias. Por ejemplo, un niño pequeño que puede notar desde el principio que se está frustrando y acude a su madre en busca de consuelo será más feliz que uno que acumula tensión e ira hasta el punto de explotar descontroladamente.

De manera similar, un padre que puede sentirse decepcionado o frustrado con él mismo, al auto-observarse y se detiene, por un momento, a escucharse, tomará mejores decisiones en su vida.

Todo el mundo es consciente de sí mismo, hasta cierto punto, y en este aspecto, hay formas de mejorar mucho más.

El autoconocimiento en los adultos

El mundo interior tiene su propia realidad, y tú también puedes convertirte en un observador muy hábil de él:

- Tómate uno o dos minutos al menos una vez al día para comprobar contigo mismo y evaluar el espectro completo de tu experiencia, incluidas las sensaciones corporales, las emociones, los pensamientos, los deseos y las imágenes.

- Siempre que te sientas molesto, revisa rápidamente el espectro completo de experiencias descrito anteriormente.

- Haz una autoevaluación honesta sobre los aspectos de tu mundo interior que habitualmente se tiende a ignorar, reprimir, negar, o dejar al margen. Recuerda que resistir tu experiencia solo hace que persista. La forma más rápida de ayudarte a seguir adelante es abrirle la puerta de par en par al “aprender a conocerte”.

- Cultiva una práctica diaria en algo que te centre. La meditación, el mindfulness o simplemente centrarte en tu respiración ayudan a explorar tu interior, reconocer tus emociones y facilitarte avanzar con mejores decisiones. Pero también, puede sacar mucho provecho de cocinar, hacer jardinería, caminar, o hacer arte o manualidades de manera muy consciente.

- Siempre que estés molesto, experimenta el pensamiento que te ha llevado a sentir eso. Obsérvalo desde fuera, como si fuera una película. Detecta falsas percepciones para poder darle la importancia justa y seguir adelante.

Beneficios del autoconocimiento en los niños

Cuando los niños son conscientes de sí mismos, pueden entenderse mejor en relación con el mundo que los rodea. Además de aprender quiénes son como personas, la conciencia de sí mismos les ayuda a profundizar un poco más para decodificar cómo sus emociones impactan en lo que hacen.

- Niveles más altos de inteligencia emocional
- La capacidad de empatizar, ser más compasivo y amable.
- Mejores habilidades de comunicación y escucha
- Habilidades de pensamiento crítico
- La capacidad de tomar mejores decisiones.
- Relaciones más fuertes
- Mejores habilidades de liderazgo

Cuando se trata de enseñar a los niños habilidades de autoconocimiento, es importante que tu mismo lo modeles.

- Utiliza los momentos cotidianos para mostrarles a tus hijos cómo manejas las situaciones.

- Cuando experimentes emociones como enfado o frustración, habla sobre esos sentimientos y lo que planeas hacer para superarlos.

- Tómate un tiempo para calmarte cuando esos sentimientos se vuelven abrumadores. Por ejemplo, puedes decir: "Me estoy poniendo muy molesto en este momento, así que voy a salir de la habitación y volver cuando esté tranquilo".

- Tómate un tiempo para ti y deja que tus hijos vean que te centras en tu respiración por unos minutos, prácticas la atención plena o por ejemplo meditas.

El autoconocimiento en los niños en la práctica del día a día:

- Acepta la experiencia de tu hijo tal como es; eso le ayudará a él a aceptarlo también, lo cual es necesario para una completa conciencia de sí mismo.

- Ten en cuenta que los niños suelen ser más conscientes de sí mismos de lo que pueden expresar con palabras; sus habilidades verbales van por detrás de su autoconocimiento.

- Tómad un momento en las comidas para ser conscientes de sí mismos y de la comida en sí misma, de saborearla y agradecer por ello.

- Cuando algo esté molestando a tu hijo, habla con él para que te describa su experiencia. Lo hará como puede, por eso debes darle tiempo. Concéntrate en lo que te cuenta, cómo te lo cuenta, no en las circunstancias y en lo que debería hacer. Solo eso a menudo ayuda a que tu hijo se sienta mejor y le ayudas a dar el paso a darse cuenta de lo que le sucede.

En resumen, como cualquier otra habilidad, con la práctica podemos conocer mejor nuestra emociones. Cada día tienes muchas oportunidades para poder ayudarte a tí mismo y a tu hijo a desarrollar una mayor conciencia de sí mismo.

Gabriela García González.  Autora del libro  La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú! es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres 

Te puede interesar:

- Mejora tus relaciones amorosas con 'mindfulness'

- Madera de líder: cualidades y virtudes de un buen líder

- El liderazgo en los niños, cómo formar a un líder

La frustración, cómo afrontarla

- Mindfulness, los beneficios de la atención plena

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.