25 de mayo de 2016

Menorca en familia, un destino diferente

  • Menorca en familia, un destino diferente
ISTOCK

La isla de Menorca, situada al norte del archipíélago de Baleares, es uno de los paraísos más bellos del Mediterráneo occidental. Gracias a estar protegida por la UNESCO desde 1993 como Reserva de la Biosfera, Menorca conserva todo su encanto natural. Su belleza se debe a la diversidad cromática que ofrece su paisaje donde el turquesa de sus aguas contrasta con el azul del cielo y el blanco de la arena de sus playas.

En muchas de ellas, no verás ni un solo edificio cerca, solo el verde de sus bosques y el marrón de sus rocas. 

La belleza de Menorca, sus calas

Menorca, costa norte

A lo largo de sus 216 kilómetros de costa, Menorca alberga más de 70 playas con calas de gran belleza. La costa sur está llena de playas de arena blanca y fina, mientras en el norte abunda la costa rocosa de tonos rojizos con salvajes acantilados. A lo largo de todo este perímetro, deslumbran al visitante sus faros y sus puertos, que nacieron con tradición marinera y que hoy mantienen, aunque se han adaptado al turismo, ya que no hay nada más bonito que ver la silueta de la isla de Menorca desde el mar.

Menorca, una isla ideal para familias

Menorca, ideal para familias

Este paisaje acoge con entusiasmo a los viajeros y se adapta a sus necesidades. Las familias encuentran aquí un turismo lleno de propuestas y facilidades para disfrutar con niños.  Las familias pueden hospedarse en establecimientos o apartamentos para disfrutar de un animado día de playa y excursiones. Hundredrooms dispone de más 3290 apartamentos en Menorca que se pueden ordenar por valoración y crear una alerta que te avise cuando reúna tus requisitos.

Durante vuestro alojamiento en Menorca, toda la familia trendréis la oportunidad de participar en un amplio abanico de excursiones: senderismo, rutas a caballo, propuestas de navegación, buceo o snorkel son algunas de las propuestas que se abren ante nosotros cuando llegamos a Menorca.

La cultura británica en Menorca

Sin embargo, Menorca no sólo seduce por su paisaje, gracias a su posicionamiento estratégico ha sido codiciada por muchas y diversas culturas del Mediterráneo, y en la isla encontrarás restos de árabes, romanos, ingleses y franceses. Por tanto, los interesados en la Menorca Cultural podrán disfrutar de rutas tan variadas como la talayótica, la británica, la gastronómica y un largo etcétera.

Una de las más apasionantes es la ruta Británica. El estilo inglés está presente en numerosas palabras de origen inglés incorporadas a la lengua menorquina, los aún existentes estilos arquitectónicos, platos culinarios, juegos infantiles, danzas, etc. En los edificios merece la pena destacar los "boinders" o miradores y las típicas ventanas de guillotina ("bow window"), que decoran todavía muchas casas de Menorca. También podréis visitar el lugar de origen de la fabricación de la ginebra menorquina o "gin", elaborada por los artesanos de Mahón a partir de la destilación de bayas de enebro y alcohol vínico.

Y en los restaurantes no dejéis de probar los tradicionales "puddings" que se transformaron en "greixera dolça", el caldo de carne magra de pierna de vaca, en "brou de xenc". El jugo de carne "grevi" y la "manteca inglesa" enriquecen muchas recetas menorquinas, y los sabrosos "piquéis" son pepinillos y alcaparras en adobo. 

Menorca, isla de aguas turquesa

Menorca, lo que no te puedes perder

Las Fiestas de Sant Joan que se celebran del 21 al 25 de Junio son las más populares de Menorca. Gracias a su ambiente tranquilo, esta isla es la más recomendable para ir con niños, ya que además ir de un lugar a otro es fácil porque los trayectos son cortos. Si te gustan las playas vírgenes, pero quieres trayectos cortos para hacer con los niños no te pierdas Cala Mitjana en el sur y Playa de Cavalleria en el norte. Si prefieres ir a una playa urbanizada, te recomendamos Cala Galdana en el sur y Arenal D'en Castell, en el norte. 

Desde Cala Porter sale un tranquillo camino o sendero por el Cami de Cavalls donde podréis encontrar unos interesantes yacimientos tayolíticos, monumentos funerarios de los primitivos habitantes de la isla. En el interior, en el Monte Toro, podréis disfrutar de unas bonitas vistas desde la montaña más alta de la isla. Ciutadella, Mahon y su fuerte, y el pintoresco pueblo de Binibeca son otros lugares de interés que merece la pena visitar. 

Marina Berrio

Te puede interesar:

- 10 ideas para divertirse en la playa

- Cinco consejos antes de organizar las vacaciones en la playa