2 de abril de 2014

Excursiones con niños

Excursiones con niños
THINKSTOCK

La buena salud de nuestro planeta es algo que cada vez nos preocupa más. Aprender a amar la Naturaleza es un punto importante en la educación de los hijos, que podemos fomentar a través de las excursiones con niños y ellos se mostrarán encantados de colaborar en todo lo que ello conlleva. Cuidar el medio ambiente, conocerlo y tratarlo a través de diferentes actividades siempre resultará algo enriquecedor para los niños.

A estas edades, los niños demuestran tener un gran interés por el mundo que les rodea. Llevarles al campo para que exploren y descubran la Naturaleza es para ellos un plan tan divertido como necesario, ya que estas excursiones con niños ayudan a conocer el medio ambiente. Aprovechemos estas escapadas para enseñarles a respetarlo y admirarlo.

Excursiones: muchas posibilidades para aprender

Las excursiones son una fuente inagotable de conocimiento para nuestro hijo. Gracias a éstas, su capacidad de observación puede agudizarse muchísimo, pero para ello, los padres debemos enseñarle con detalle todo aquello que nos rodea. Con nuestra ayuda, en una excursión, el niño puede aprender muchas cosas, como por ejemplo:  

-   Distinguir los animales que viven en el entorno: vacas, caballos, cabras ovejas, perros, gatos, distintos tipos de aves, insectos, etc.

-   Diferenciar los árboles y las plantas, conocer los frutos que dan y qué materiales se pueden obtener de ellos.

-   Aprender cómo es la vida en el campo visitando zonas de cultivos o de ganadería y pueblos.

-   Conocer los paisajes según su geografía: podemos enseñarle cómo son los ríos, los pantanos, las montañas, los valles, etc.

Un día en el campo con los niños

Para que adquiera estos conocimientos, nada mejor que llevarle a una clase "práctica": que lo vea todo por sí mismo en una excursión. Con el comienzo del buen tiempo, es el momento perfecto para sacar a nuestro hijo pequeño al campo con la intención de enseñarle a disfrutar del entorno que le rodea.

Coger ramilletes de flores, construir una pequeña cabaña con palos, recoger plumas de aves, etc., son algunas de las actividades que podemos hacer con nuestro hijo en el campo. Pero aparte de disfrutar de lo que estos parajes pueden ofrecernos, también tenemos que aprovechar la ocasión para enseñarle al niño la manera de mantener el medio ambiente en buen estado.

Así, podemos animar a nuestro hijo a que nos ayude a recoger las latas o plásticos que nos encontremos tirados por el suelo, o enseñarle a tirar los papeles y servilletas a una bolsa que nos llevaremos para tirar la basura, que después depositaremos en un contenedor. Son pequeñas lecciones que él asimilará muy bien.

Precauciones que tomar con los niños en las excursiones

Las excursiones también pueden darnos algún problema. Para evitar que nuestro hijo pueda sufrir algún incidente, tenemos que estar atentos a los siguientes puntos:

-   No dejes que el niño se acerque a animales grandes como vacas o caballos que están sueltos.
-   Evita que acaricie a cualquier perro o gato por si el animal no tiene buen carácter.
-   Vigila cuando esté cerca de un río o una balsa de agua.
-   Cuidado al levantar piedras o troncos. Debajo podría haber un animal venenoso y atacar en caso de sentirse amenazado.
-   Los palos pueden ser muy peligrosos. A los niños les gusta cogerlos y usarlos como "espadas" para jugar, con el peligro de clavarse astillas o herirse en la cara seriamente.
-   Subirse a los árboles es una actividad divertida, pero tenemos que controlar que las ramas a las que suben sean fuertes y que no asciendan muy alto. También hay que estar preparados para ayudarles a bajar.
-   Es peligroso coger frutos de arbustos silvestres y comérselos. Algunos, como las moras, son inofensivos y muy buenos, pero otros, como la belladona, son venenosos, y a estas edades todavía no son capaces de distinguirlos.

Conchita Requero

Te puede interesar:

- Excursiones y otras actividades que organiza el colegio

- Excursiones educativas para niños

10 rutas de senderismo para disfrutar de la naturaleza en familia