22 de agosto de 2020

¿Cómo afrontar un verano diferente? Consejos frente a la frustración

¿Cómo afrontar un verano diferente? Consejos frente a la frustración
Estas vacaciones en 2020 pueden causar sensaciones de frustración y estos son los consejos para evitar esos sentimientos. - ISTOCK

Este año 2020 ha cambiado la forma en la que vemos la vida. Antes del coronavirus las familias planificaban su año, en especial el verano. Una estación que se relaciona con el disfrute y la desconexión tras meses de dedicación a las obligaciones. Sin embargo, la alarma sanitaria ha hecho que todos estos proyectos se esfumen en la búsqueda de una seguridad frente a la pandemia.

Cuanto menos, muchas familias se verán con planes distintos y, en la mayoría de casos, cancelados. Una decisión que en muchos casos puede derivar en una gran frustración. Tal y como indican los expertos del equipo de Recurra, el buen tiempo hace que sea difícil afrontar que toca quedarse en casa por seguridad y no dejarse llevar por los recuerdos. Pero toca sobreponerse y afrontar esta época con el pensamiento de que todo mejorará.

Lo que pudo ser

Los expertos señalan que en muchos casos la familia puede dejarse llevar por los recuerdos de otros veranos. ¿Cómo pudo ser si no hubiera aparecido la pandemia? ¿Qué habría pasado si este 2020 hubiera permitido viajes normales? La recomendación es no sumirse en estos pensamientos, de nada sirve centrarse en lo que no ha podido ser ya que esto solo generará sentimientos de impotencia, rabia o tristeza frente a esta realidad paralela, perdiendo lo que sucede ahora.

Este tiempo puede servir como reflexión, en especial para los jóvenes. No hay que dejarse llevar por el pensamiento de que queda un día menos, ya que no se sabe cuánto va a durar esta situación. Por ello, hay que comenzar a pensar en lo que se tiene cerca y empezar a dar valor a todo el entorno, dándose cuenta de que ya se tiene todo lo necesario.

Hay que aprender a vivir con lo que se tiene y a tomar conciencia de lo que realmente es esencial. Es cierto que surgirán pensamientos de incertidumbre, vacío, soledad o miedo. Pero de nuevo, frente a la frustración, toca recapacitar y plantear un verano distinto, aprendiendo a aprovechar el tiempo que se tiene para otras labores: retomar ese curso que nunca se empezó, conectar con la familia, etc.

Frenar la frustración

Este verano puede ser distinto, pero no quiere decir que no pueda ser divertido. Por ello hay que aprender a frenar la frustración que se siente en estos momentos. Para este fin, nada mejor que poner en marcha consejos como los que dan desde el Hospital Vallhebron:

- Comunicación. El hogar sigue ofreciendo un espacio en el que desahogarse y en el que poder hablar de diversos temas, una gran oportunidad que no debe ser pasada por alto.

- Aprovechar las posibilidades. Este verano puede ser una oportunidad para retomar proyectos a medias, empezar con otras actividades como por ejemplo un curso de idiomas, o simplemente jugar lo que no se ha podido por las distintas responsabilidades.

- Mantener los hábitos saludables. La falta de sueño o una mala alimentación puede terminar por frustrar a los más pequeños de la casa todavía más.

- Desconectar de las informaciones. Como se ha dicho, todavía no se sabe cuánto más va a durar esta situación, por ello desconectar de las noticias en ocasiones es una buena idea para no dejarse caer en el pesimismo. Una cosa es informarse, otra no salir del bucle.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Planeando las vacaciones: cómo vencer el miedo al contagio

- ¿Pensando en las vacaciones? Cómo motivar a los niños

- Turismo naranja: más allá del viaje cultural

- Viajes culturales con niños, cómo hacerles atractivo este turismo

Contador

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.