1 de febrero de 2019

Superalimentos contra el cáncer para peques y mayores

Superalimentos contra el cáncer para peques y mayores
ISTOCK

El cáncer es una de las patologías que más preocupa a los españoles y que no deja de crecer. Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer se estima que el número de casos se ha disparado hasta un 12% en los últimos años, y que solo en 2019 estos alcanzarán los 277.700 diagnósticos.

Entre las causas que pueden favorecer el cáncer, a parte del hábito de fumar, figuran los malos hábitos alimentarios, el envejecimiento y la exposición a tóxicos. Actualmente, sabemso que la prevención, detección precoz y un tratamiento adecuados resultan cada vez más eficaces y en estos tres puntos la alimentación resulta clave.

Una buena alimentación, basada en alimentos naturales y en unos buenos hábitos nutricionales, podría ayudar a prevenir en hasta un 40% el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer entre ellos mama, colon, recto, riñón, esófago y otros. Por tanto, prevenir desde la infancia, proporcionando a nuestros hijos una alimentación saludable, pero sobre todo educándoles en unos sanos hábitos alimentarios desde su infancia les convertirá también en unos adultos más sanos y, consecuentemente, con menos riesgo de padecer cáncer.

Cómo educar en nutrición frente al cáncer

Existen una serie de alimentos anticancerígenos cuyos compuestos nutricionales poseen efectos protectores frente al cáncer. El súperalimento estrella es el aceite de oliva, rico en hidoxitirosol, un componente con propiedades quimiopreventivas que también disminuye la capacidad invasiva de las células tumorales en el cáncer de mama.

La vitamina E, el betacaroteno y especialmente los polifenoles son los compuestos que más nos pueden proteger frente al cáncer desde el interior y se encuentran principalmente en los alimentos de origen vegetal que contienen antioxidantes, fitoquímicos, vitaminas y minerales fundamentales que reducen el riesgo de sufrir cáncer. La vitamina E resulta básica, y también puede encontrarse en los pescados grasos y los huevos.

A parte de escoger alimentos naturales, cocinarlos de la forma adecuada también es importante. La mejor manera de cocinar los alimentos es cocida o al vapor, por eso, algunas de las recetas para típicas de la dieta mediterránea resultan muy apropiadas como es el caso de la paella. Otras como el gazpacho y el salmorejo, que resultan exquisitas y que respetan el valor de las verduras en crudo, también resultan excelentes aliadas en la prevención del cáncer. 

En cuanto a alimentación infantil, los padres suelen prestar especial atención a lo que comen sus hijos, sobre todo, hasta que cumplen 10 años, y prefieren escoger para ellos alimentos que  carecen de aditivos, son bajos en grasas y resultan sabrosos, al mismo tiempo que dedican más tiempo a cocinar.

Evitar los alimentos procesados, el exceso de fritos y grasas trans presentes en la bollería industrial e ingerir alimentos quemados como suele ser habitual en las carnes de barbacoa o en las tostadas de pan, completan nuestras líneas rojas frente a la aparición de cáncer.

Superalimentos que nos ayudan a prevenir el cáncer

No obstante, conviene aclarar que en términos de nutrición se trata de prevenir, ya que no existen alimentos milagrosos que curen la enfermedad. Estos son algunos de los súperalimentos que pueden prevenir la aparición de determinados tipos de cáncer, aunque la evidencia científica revela que los factores genéticos y ambientales son claves. 

1. Verduras: principalmente el brócoli, la rúcula, la col y el repollo, y también el nabo, las esspinacas y otras verduras de hoja verde. Todas ellas destacan por sus  efectos antiinflamatorios.

2. Zanahorias, boniatos, calabaza y otros alimentos ricos en betacarotenos. La vitamina A, presente en los betacarotenos, minimiza la oxidación que se produce de forma natural en nuestra organismo.

3. Legumbres: lentejas, garbanzos, judías... son los tradicionales. Si quieres incluir más variedades en tu dieta puedes optar por los azukis, de origen oriental, fácilmente asimilables por el organismo y no producen gases ni flatulencias.

4. Cítricos: son ricos en vitamina C, conocida por su efecto antioxidante, y polifenoles. Los súperalimenots más ricos en vitamina C son tomates, fresas, naranjas, limones, mango y kiwis. 

5. Especias: destacan por sus efectos antiinflamatorios. Las más indicadas como súperalimentos son el jengibre, la cúrcuma, la albahaca, la pimienta y el orégano, que son fáciles de encontrar.

Águeda A. Llorca. Acierto.com

Te puede interesar:

- Los polifenoles ayudan a prevenir el envejecimiento

- El plato más saludable según Harvard para mejorar la alimentación

- Leche, un súperalimento a incluir en nuestra dieta

- Las diez caras del cáncer de mama

- Cómo explicar a los niños qué es el cáncer

Contador