23 de noviembre de 2016

Sólo un 3% de los niños en España realizan un "desayuno de calidad"

- Omitir el desayuno, especialmente perjudicial para los diabéticos

- Motivos científicos para desayunar cada mañana

- 10 falsos mitos sobre la alimentación

- El desayuno más sano

Sólo un 3% de los niños en España realizan un "desayuno de calidad"
ISTOCK

Es la comida más importante del día, la que da las primeras energías para afrontar el día. Numerosos estudios avalan la necesidad de un buen desayuno todos los días y desaconsejan saltárselo. Aunque en muchos hogares este momento no recibe toda la consideración que mereciera.

Así lo desvela el Informe Aladino que ha elaborado el Ministerio de Sanidad en donde se recoge muchos de los hábitos alimenticios de los más pequeños, entre ellos el desayuno. Los resultados de este estudio revelan que muy pocos niños en España realizan la primera comida del día como deberían y que en ocasiones su primera ingesta de alimentos se basa en la toma de un vaso de leche o de zumo.

Sólo un 3% de los niños desayuna con calidad

Un buen desayuno debe estar compuesto por tres grupos alimenticios: cereales, frutas y lácteos. Sin embargo, ¿cuántos hogares tienen en cuenta estas recomendaciones de los nutricionistas? Según el Informe Aladino pocos, en España únicamente el 3% de las familias aseguran la presencia de estos tres productos en la primera comida del día, un bajo porcentaje.

A este porcentaje se le suma otro más preocupante, la cantidad de niños españoles que se van al colegio con su estómago prácticamente vacío. Cerca del 16% de los hogares de este país sólo aseguran un desayuno compuesto por un vaso de leche, de zumo e incluso en algunas ocasiones de agua. Una práctica negligente si se tiene en cuenta la cantidad de horas de esfuerzo que el niño debe afrontar con tan pocos alimentos en su estómago.

La leche siempre presente en el desayuno

El Informe Aladino también ha recogido la cantidad de veces que las familias en España desayunan. De este modo se comprobó que el 93% de los hogares de este país realizan esta comida habitualmente, aunque fuera con la toma de un simple vaso de leche. Por otro lado el 3,5% afirma hacerlo entre cuatro y seis días a la semana, frente al 2,9% que lo hace sólo de uno a tres días y al 0,5% que no lo hace nunca.

En cuanto a los alimentos que más presentes están en los desayunos destaca la leche, la cual se presenta como el elemento que más se repite en los hogares. En concreto el 78% de las familias de España tienen este producto como alimento fundamental en la primera comida del día, bebida que es seguida por las galletas, 39%. En tercer lugar quedarían saborizantes como el café, las bebidas solubles de cacao o chocolate, 33%.

En este ranking de elementos del desayuno también aparecen otros como los cereales, presentes en el 21% de los hogares, pan y tostadas, 20% y la bollería, 12,3%. Entre los menos consumidos aparecen la fruta fresca, 8,4%, los huevos, 6,4% y los zumos envasados, que sólo se usan en el 3,6% de las familias de España.

Sin embargo en el día en el que se realizó la encuesta del Informe Aladino, y en donde participaron 10.899 niños, los responsables de este estudio también cuestionaron a los menores sobre lo que habían tomado esa jornada. Aproximadamente un 49% indicaron que habían desayunado algún tipo de lácteo (leche, batido, yogur), con cereales. La siguiente combinación más repetida fue la de leche y bollería, 3% de los encuestados.

Beneficios del desayuno para los niños

Ante el panorama que dibuja el Informe Aladino, merece la pena recordar los beneficios que tiene el desayuno en el día a día. Al contrario de lo que se piensa, hay más posibilidades de que saltarse esta comida cause un aumento de peso que de que lo prevenga.

Asimismo, "se sabe que el factor más importante para predecir el exceso alimentario es la insuficiencia alimentaria", señalan los expertos, al tiempo que matizan: "muchos se saltan el desayuno y el almuerzo, pero luego llegan a casa y no paran de comer", lo que al final hace que engorden más y consuman más grasas saturadas.

El desayuno es, también, el mejor momento para tomar calcio y vitamina D, que fortalecen los huesos, los cuales continúan desarrollándose hasta los 25 años y es muy importante cuidar bien. Los cereales del desayuno, la leche y el yogur son opciones estupendas para la primera comida que aportan estos nutrientes.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Omitir el desayuno, especialmente perjudicial para los diabéticos

- Motivos científicos para desayunar cada mañana

- 10 falsos mitos sobre la alimentación

- El desayuno más sano