27 de agosto de 2019

Las redes sociales ejercen una gran influencia en la alimentación de los jóvenes

Las redes sociales ejercen una gran influencia en la alimentación de los jóvenes
Las nuevas tecnologías tiene un fuerte vínculo con la alimentación de los jóvenes.ISTOCK

Las nuevas tecnologías juegan un papel importante en la vida de la familia y de sus miembros. Una afirmación muy evidente si se tienen en cuenta situaciones como buscar información para realizar un trabajo escolar o realizar una videollamada a un pariente lejano para preguntarle qué tal le va todo. Sin embargo, ¿hasta dónde pueden ejercer su influencia?

Según un estudio de la Universidad de Liverpool las nuevas tecnologías tienen influencia, incluso, en la alimentación de los jóvenes. Así lo determina este trabajo en donde se ha analizado el papel que jugaban las redes sociales en la dieta que llevaban los participantes de esta investigación. Una llamada de atención a los padres para que vigilen esta relación tan importante.

Una pantalla repleta de influencia

Si antes eran los anuncios de televisión los que podían ejercer influencia en las personas a la hora de decidir qué alimentos consumir, ahora son las redes sociales las que muestran a los jóvenes distintos productos y, en ocasiones, nada saludables. Un ejemplo se puede apreciar en los perfiles de algunas celebridades que devoran distintas golosinas o comida basura.

Para analizar esta influencia se siguió de cerca un total de 176 menores, con edades comprendidas entre 9 y 11 años. Para comprobar la relación se establecieron tres grupos distintos, salvo en el número de integrantes. A cada uno de ellos se les mostró perfiles similares a los que podían encontrar en la realidad. El primero de ellos mostraba imágenes de contenido poco saludable, el segundo alimentos recomendados y el último artículos que no tenían nada que ver con la comida.

Después de esta exposición cada uno de estos grupos fue analizado para comprobar qué tipo de alimentos consumían. Tal y como anticiparon los responsables de este trabajo, aquellos que visionaron los alimentos menos saludable consumieron un 32% más de kcal en comida poco saludable y un 26% de kcal en general, en comparación con el segundo equipo de menores.

Preocupación por el contenido

Tal y como señala Anna Coates, líder de este estudio es una muestra de cómo el contenido al que se exponen los jóvenes en redes sociales ejercen una gran influencia en su alimentación. Una relación que se vincula con la ingesta inmediata de kcal tras la exposición a este material a través de distintas pantallas, una llamada para que los padres sean más estrictos en sus enseñanzas alimenticias.

- Predicar con el propio ejemplo y demostrar que una dieta saludable es muy recomendable y sabroso.

- Planificando un menú variado semanal que incluya una variedad de alimentos.

- Explicando en un lenguaje sencillo por qué se compra un producto o se guisa de cierta manera.

- Asegurar una despensa llena de alimentos saludables y vacía de "tentaciones".

- Estimulando a que colaboren en la cocina y en la compra.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Adolescentes, cambios en su desarrollo físico y mental

- Las claves de una dieta saludable

- Alimentación y redimiento escolar: 5 claves

- Las dietas vegetarianas en los niños