23 de febrero de 2018

¿Quieres que tus hijos coman más verduras? Hazlos participar en la cocina

¿Quieres que tus  hijos coman más verduras? Hazlos participar en la cocina
ISTOCK

Tan sanas como repudiadas por los más pequeños de la casa. Así son las verduras, uno de los alimentos necesarios en toda dieta pero que a menudo son rechazados por los niños llevando a una eterna disputa en la que los padres tratan de hacer que sus hijos las coman. Sin embargo, hay fórmulas para conseguir este fin, ya sea haciéndolo divertido y creando platos originales con estos ingredientes.

O haciendo que los niños participen en la cocina. Una propuesta nacida de la investigación del Centro de Investigación Nestlé y que ha sido publicado en la revista Apetite. En este estudio queda reflejado cómo el hecho de incluir a los más pequeños en la elaboración de los platos que posteriormente van a comer, favorece que posteriormente ingieran verduras.

Mayor implicación, mejor dieta

Con el fin de comprobar cómo influía el hecho de participar en la cocina, los investigadores congregaron a un total de 47 padres junto a sus hijos y se les invitó a participar en la elaboración de un menú que posteriormente debían comer. Entre los platos que había que hacer estaban raciones de pollo, ensaladas, pastas y algunas comidas que incluían la coliflor entre sus ingredientes.

Por su parte, los niños tenían la opción de participar en la cocina o de jugar mientras sus padres se dedicaban a esta tarea. Poco más de la mitad de los menores optó por involucrarse en esta labor y echar una mano. Dentro de este grupo, el 76% de ellos terminó comiendo sus raciones de ensalada y mostraron una mayor apreciación de ingredientes como la coliflor.

Los responsables de este estudio señalaron que la respuesta a esta situación era la experiencia positiva que los menores tenían en el proceso de cocina. Los niños se divertían al elaborar estos platos y por ello estaban más predispuestos a terminar consumiendo algo que habían preparado. "Los resultados señalan que hacer participar a los más pequeños en la preparación de estos platos puede ayudar en el desarrollo de hábitos alimentarios saludables y aumentar el consumo de verduras", concluye Klazine Van, directora de este trabajo.

Además, los resultados también indicaron que los niños que participaron en el proceso de cocina, al finalizar el trabajo demostraron mayor autoestima y más independencia respecto al resto. Estos menores mostraban una mayor predisposición a trabajar por ellos mismos y a participar en las tareas del hogar, de nuevo, la sensación de diversión y las experiencias positivas explicaban estos resultados.

Conseguir que coman verduras

Hacer participar al niño en el proceso de cocina no es la única fórmula para conseguir que los más pequeños coman verduras. Existen otras técnicas con las que hacer de este alimento un plato común en las dietas de los menores:

- Plato único. Nada de menú a la carta, salvo que exista una alergia alimenticia. Los niños deben comer lo mismo que los padres, aunque en raciones distintas, y adaptarse a lo que se haya cocinado.

- Dar ejemplo. De nada sirve hacer que el niño coma lo mismo que el resto cuando alguno de los padres cocina algo especial para eludir las verduras.

- No hay castigos. La verdura no es una obligación, es algo sabroso. Por ello no hay que amenazar a los más pequeños con castigos si no se comen lo que hay en el plato, simplemente hay que mantenerse firme e invitar a los niños a probar este plato.

- No ofrecer nada a cambio de comérselas. Si el plan es ofrecer un chocolate a cambio de comer las verduras, los padres estarán reconociendo que la primera opción es mejor que la segunda y estos seguirán manteniendo la imagen negativa de los platos verdes.

- Alternativas sanas. Llega la tarde y los niños quieren merendar. En lugar de recurrir a la bollería industrial, ¿por qué no una macedonia de frutas o una zanahoria troceda?

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los beneficios del comedor escolar en niños

- Cómo hacer que los niños coman verduras

- Comer en familia aumenta el consumo de fruta y verdura en los niños

- Las comidas y la televisión: una mala compañía