30 de enero de 2013

Trastornos alimentarios: ¿a quién afectan más?

Trastornos alimentarios: ¿a quién afectan más?
HACER FAMILIA

MADRID, 30 Enero. 2013

Las mujeres de 26 años y universitarias son las personas más propensas a sufrir un trastorno de la conducta alimentaria, según ha comentado el psiquiatra del Hospital Universitario Gregorio Marañón y secretario de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), Ignacio Basurte, quien ha informado de que, además, en el 17 por ciento de los casos, las pacientes suman a su trastorno mental algún tipo de adicción.

Se trata de una enfermedad mental que comporta anomalías graves durante la ingesta y que convierten la comida en un enemigo. Según han avisado los expertos, estas patologías son cada vez más frecuentes y actualmente se encuentran entre las más graves de la población española.

Concretamente, el síntoma externo podría ser una alteración de la conducta alimenticia pero el origen de estos trastornos se explica a partir de una alteración mental cuya expresión psicológica es un elevado nivel de insatisfacción personal, miedo a madurar, elevados índices de autoexigencia, ideas distorsionadas sobre el peso o la comida.

Los trastornos alimentarios más conocidos que se enmarcan dentro de este conjunto son la anorexia, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. En España, como en el resto de los países desarrollados, los casos de bulimia superan los de anorexia.

"Tanto la bulimia, el trastorno por atracón, como la anorexia purgativa, implican un marcado patrón impulsivo y de carencia de control inhibitorio, que a su vez se ve relacionado con la adicción y trastornos similares. Además, aquellas personas que manifiestan tener problemas de alimentación, presentan también problemas relacionados con el consumo de sustancias con bastante frecuencia", ha aclarado Basurte.

De hecho, los expertos han observado un mayor número de pacientes con patología dual y TCA entre los casos bulímicos, es decir, aquellos que presentan dentro de su problemática patrones compulsivos como el vómito, ejercicio excesivo y uso de laxantes.

"Estos pacientes abusan de cocaína, anfetaminas y cannabis. Además se conoce que existe una mayor tasa de consumo de alcohol en las personas diagnosticadas de anorexia subtipo purgativo o con bulimia nerviosa", ha añadido.