20 de julio de 2016

Smoothies caseros para toda la familia

Smoothies caseros para toda la familia
ISTOCK

Las altas temperaturas, los baños en la piscina o en la playa, los paseos... El verano influye en nuestra dieta: ya no nos apetecen comidas pesadas sino más bien alimentos frescos y ligeros. Los smoothies caseros, a base de frutas y verduras, llenos de vitaminas y minerales pueden ser, por lo tanto, una alternativa perfecta para incluir en nuestra dieta.

A pesar de la creencia de que estos smoothies tienen gran cantidad de azúcar hay que detallar que este azúcar proviene de la fruta y por lo tanto no tiene nada que ver con el azúcar que podemos encontrarnos en bollos o chucherías. Si a estos batidos les añadimos alguna pieza de verdura, se denominan batidos detox.

Una dieta saludable y de estilo mediterráneo recomienda tomar tres piezas de fruta y dos de verdura al día. Con estos sencillos smoothies podremos alcanzar esas cifras de forma rápida, fácil y lo que es más importante, de un sabor delicioso.

Todo lo que tienes que saber de los smoothies

1. Cuanto más color, más antioxidantes: además de las vitaminas que nos aportan las frutas y verduras, contienen gran cantidad de sustancias antioxidantes que son las que le dan su color. Por lo tanto, cuantas más frutas de color intenso metamos en nuestros batidos, más antioxidantes estaremos ingiriendo.

2. Rehidratan: para aquellas personas que les cuesta beber agua, los smoothies son ideales pues rehidratan nuestro organismos desde el interior. Esto mejora nuestra piel y nuestro cabello, dando más luminosidad e hidratación.

3. Imprescindible conservar la fibra: para paliar el azúcar que contienen estos batidos es imprescindible mantener la pulpa. SI conservamos esta fibra el azúcar se absorberá más lentamente en nuestro organismo, lo que es muy positivo. Evitar por lo tanto, filtrar el zumo.

4. Kiwi, pera o aguacate para evitar molestias: para personas con problemas o molestias digestivas estos smoothies pueden provocar algunas molestias. Por eso, si esto ocurre es recomendable preparar los smoothies con una porción de agua un poco mayor y con frutas y verduras como el kiwi, la pera o el aguacate. Así evitaremos estas molestias.

Tres sencillas recetas para hacer smoothies

SMOOTHIE VERDE

Ingredientes para 2/3 personas: un puñado de hojas frescas de espinacas, una manzana, 3 hojas de albahaca (o menta), 1 pepino, 1/2 aguacate, 1 pizca de ralladura de limón, 1 vaso de agua.
Preparación: lavar bien todas las verduras y el limón, pelar la manzana y el pepino, mezclar, añadir el vaso de agua, triturar, servir bien fresquito.

SMOOTHIE NARANJA

Ingredientes para 2/3 personas: 1 zanahoria mediana, 1/2 papaya, 1 melocotón, unas gotitas de limón, 1 vaso de agua y unas semillas de amapola (1/2 cucharada de café).
Preparación: lavar bien la zanahoria y pelar la parte más externa, pelar la papaya, y el melocotón, mezclar, añadir las gotitas de limón y el vaso de agua y triturar. Servir y añadir las semillas de amapola para decorar.

SMOOTHIE ROJO

Ingredientes para 2/3 personas: 1 tomate maduro, 1/4 remolacha, 1 paraguaya, 1 rodaja de sandía, 1 pizca de ralladura de jengibre, 1 vaso de agua.
Preparación: pelar todas las frutas y verduras, mezclar todo con la ralladura de jengibre y el vaso de agua y triturar.

Ya solo queda servirlos muy fríos y disfrutar de ellos.

María Rojas Sanabrias

No te pierdas:

- Green Smoothie, el batido de moda

- Los beneficios de la dieta mediterránea

- Una dieta rica en antioxidantes favorece la fertilidad

- 10 consejos para reducir la hinchazón abdominal