9 de diciembre de 2018

Menús semanales con los que afrontar el invierno

Menús semanales con los que afrontar el invierno
ISTOCK

El invierno se va acercando, el mal tiempo hace que el cuerpo tenga que rendir más para poder mantener el calor del organismo. Un mayor consumo de energía que hace importante que la alimentación en casa tenga que cuidarse. Por tanto, se hace evidente la necesidad de vigilar lo que se pone en la mesa.

Por ello, desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, se ofrecen varias ideas con las que cuidar el menú de los hogares. Distintos platos con los que planificar la semana y poder tener energías suficientes para seguir afrontando el día a día, aun con bajas temperaturas, y cumplir con todas y cada una de las obligaciones a las que se hace frente.

Almuerzos

Desde AEPap se aconsejan los siguientes almuerzos distribuidos a lo largo de la semana:

Lunes: lentejas estofadas con verduras (zanahoria, calabación, etc.) y arroz. Acompañamiento, arroz y postre: naranja.

Martes: pisto manchego con huevo frito o a la plancha. Como acompañamiento, ensalada de escarola y granada. Para el postre, una mandarina.

Miércoles: cocido (cuidado con las grasas), acompañado de ensalada de postre, con uvas de postre.

Jueves: pollo con verduras (zanahoria, calabacín, tomate*).
Viernes: judías blancas con setas y ensalada de rúcula y canónigos con nueces. Para el postre, naranja.

Sábado: guiso de patatas con pescado, y tomate con queso fresco, orégano y aceite de oliva. Manaza para el postre.

Domingo: pasta con berenjenas y tomate, acompañada de ensalada con queso y nueces.

Cena

Lunes: pollo al horno con patatas. Para el postre, un yogur natural.

Martes: pescaditos fritos con guisantes rehogados con cebolla y jamón. Para el postre, pera.

Miércoles: verduras a la plancha (berenjena, calabacín o champiñón), acompañada de un filete de lomo de cerdo a la plancha. Para el postre, yogur natural.

Jueves: sopa de cocido con fideos y huevo escalfado. Tomate troceado como acompañamiento y un kiwi para el postre.

Viernes: filete de ternera con brócoli para la guarnición. El postre vuelve a ser un yogur natural.

Domingo: crema de calabaza aromatizada con ralladura de naranja. Un filete de lubina como segundo plato y arroz con leche como postre especial.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los peligros del tupper

- Las claves de una dieta saludable

- 10 falsos mitos de la alimentación

- 10 recomendaciones de la Dieta Mediterránea