20 de enero de 2019

Sensología en niños, qué es y cómo puede ayudarlos

Sensología en niños, qué es y cómo puede ayudarlos
ISTOCK

¡Qué importante es saber comunicar lo que se está sintiendo y qué complicado puede ser en algunas ocasiones! Si bien cuando duele un pie es tan sencillo como señalarlo y expresar esta sensación, en el terreno de los sentimientos saber transmitir estas vivencias pude hacerse cuesta arriba. En especial en los más pequeños, quienes todavía no dominan este ámbito de su vidsensacionesa.

Una buena fórmula para trabajar en este sentido puede ser la sensología. Es decir, la ciencia de transmitir las sensaciones no verbalizables. Una técnica que permite mejorar la calidad de vida de las personas que aprenden estas técnicas al aprender a enviar mensajes en un código que permita que el resto pueda comprender lo que una persona está atravesando. Y, como toda enseñanza, siempre es más fácil de interiorizar a edades tempranas.

Qué es la sensología

La sensología podría definirse como la ciencia que permite que las personas puedan transmitir sus sensaciones no verbalizables. Una destreza que permite el desarrollo de una nueva inteligencia. Al mismo tiempo, la sensología también hace que toda persona sea más consciente del mundo que lo rodea, permitiendo responder de forma efectiva ante estímulos externos.

Aprender a responder ante los estímulos externos ayuda a que las personas también puedan mejorar su socialización y trabajar en su autoestima. Objetivo que también se ve beneficiado por la primera definición de la sensología, ya que saber transmitir las emociones propias permite un mejor desarrollo a nivel social.

En definitiva, las sensaciones son la herramienta con la que se trabaja dentro de la sensología. Este catálogo compone el lenguaje de la que podríamos llamar la otra inteligencia. Una técnica que permite el trabajo de dos hemisferios del cerebro, aquel que piensa con palabras y el que trabaja con las emociones y puede comprender el lenguaje de esta rama.

Sensojuegos

Y como en todo aprendizaje, siempre es mejor trabajar jugando para poder desarrollar estas habilidades mientras se disfruta de un momento lúdico. En el caso de la sensología, la enseñanza se puede realizar a través de los denominados sensojuegos, actividades que por medio de estimulaciones y respuestas a partir de sensaciones. De esta forma se potencia creatividad y respuesta a estímulos.

Un sensojuego se parece a los juegos clásicos que se han desarrollado en las distintas sociedades. Dentro de estas actividades existe una parte interactiva y otra de competición entre los integrantes. En este caso la diferencia radica en que todos los estímulos y las tramas de esta práctica paren de la esfera de las sensaciones.

Además, en un sensojuego también están presentes las reglas del juego clásico: animaciones, elementos de azar, puntuaciones, penalizaciones, etc. y entre los jugadores se vivencian sensaciones que serán el alma del Sensojuego y el elemento básico de la competición, aunque en el tablero deberán usarse estrategias clásicas de estas actividades.

El especialista en sensología Carlos Bayod ofrece los siguientes ejemplos de sensojuegos:

- Sensosiente. Un juego donde se juega con las percepciones táctiles y las plásticas formando una divertida trama de sensaciones. En cada jugada intervienen todos los jugadores. En este juego pueden participar de dos a cuatro jugadores. Todos los Sensojuegos son interactivos.

- Sensolee. Juego donde el niño es estimulado por unas situaciones que debe identificar con determinadas sensopalabras de tres letras que, además, están escritas con diseños expresivos por lo que se conjugan; la situación, el fonema y el diseño gráfico. Se descubre que, cómo se escribe la palabra, puede contener más información que la palabra en sí. En cada jugada intervienen todos los jugadores. Pueden participar de dos a cuatro jugadores.

- Sensodime. Juego que se basa en vivenciar sensaciones del colegio, la casa, la familia, etc. que tienen que identificar con las sensaciones que les producen unas especiales ilustraciones de; flores, pájaros, peces y frutas. Pueden participar de dos a cuatro jugadores. En cada jugada intervienen todos los jugadores.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Actividades para desarrollar la empatía de los niños

- Cómo educar la inteligencia emocional

- Las 10 peores frases que los padres podemos decir a los hijos

- Padres con inteligencia emocional