Reducir las horas de pantalla para asegurar el bienestar en menores

Reducir las horas de pantalla para asegurar el bienestar en menores
4 de noviembre de 2018 ISTOCK

El siglo XXI ha traído la revolución de las nuevas tecnologías. Distintos dispositivos se han hecho parte de nuestro día a día y han facilitado distintos aspectos. Desde la búsqueda de información en cualquier momento hasta la posibilidad de acceder a programas de televisión sin restricción de horarios y permitir incluso mantener conversaciones con personas a larga distancia.

En definitiva, las personas en la actualidad invierten muchas horas frente a las pantallas de distintos dispositivos como smartphones, tablets u ordenadores. Horarios que deberían regularse, en especial en los más pequeños, para poder asegurar su bienestar total, tal y como asegura el estudio elaborado por la San Diego State University y la Universidad de Georgia.

Ansiedad a edades tempranas

Una escena que se repite cada vez con más asiduidad es la de un niño pequeño viendo una serie, un vídeo o usando una aplicación de estos dispositivos. Sin embargo, la evidencia de este estudio demuestra que permitir estas actividades tiene serias consecuencias. Aquellos menores que pasan demasiado tiempo frente a una pantalla registran mayores niveles de ansiedad.

Este estudio habla de los niños de tan solo 2 años. Pero los resultados de este estudio también han demostrado que tan solo una hora de pantalla al día basta para que niños y adolescentes empiecen a perder el control sobre el uso de estos dispositivos. A mayor uso de estas tecnologías, menos estabilidad y más problemas para cumplir con otras tareas, ya sea a nivel académico o deberes domésticos.

Jean Twenge, uno de los líderes de esta investigación indica que este estudio vuelve a confirmar que las nuevas tecnologías pueden causar un nivel de ansiedad en los jóvenes. El hecho de recibir una notificación en los smartphones hace que los usuarios sientan el impulso de contestar y revisar sus dispositivos.

"Investigaciones anteriores sobre asociaciones entre el tiempo de pantalla y el bienestar psicológico entre niños y adolescentes han sido conflictivas, lo que ha llevado a algunos investigadores a cuestionar los límites del tiempo de pantalla sugeridos por las organizaciones médicas", sentencian los autores.

Buen uso de tecnologías

Evitar los efectos negativos de las nuevas tecnologías pasa por establecer unas normas para un uso correcto. Estos son algunos detalles para este fin:

- Establecer junto a los hijos reglas consensuadas para navegar por internet. Hay que dejar claro a los más pequeños que en internet encontrarán cosas buenas y malas y que por ello deben asumir normas con el fin de prevenir estos peligros. Hacer reflexionar sobre la utilidad de estas normas.

- Sólo permitir la navegación cuando haya un adulto en casa. El ordenador debe estar en un espacio común en casa en donde un adulto supervise personalmente la actividad de los más pequeños.

- Nunca se debe dar información personal. Si alguna web solicita teléfono, dirección o cualquier otro dato que permita la localización del menor, nuca debe ofrecerse a través de estas plataformas en línea.

- Internet nunca por la noche. El uso de internet debe realizarse durante el día y tarde, por la noche toca descansar y en todo caso socializar con la familia.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos

Contador