Los peligros de dejar solos a los niños en verano

Los peligros de dejar solos a los niños en verano
28 de julio de 2018 ISTOCK

Tras muchos meses de dedicación escolar llega el verano. Época de vacaciones en la que lo más pequeños no siempre están acompañados de sus padres. Las obligaciones laborales de los progenitores persisten, en la mayoría de casos, durante el periodo estival. Una situación que hace que muchos niños queden en casa solos sin acompañamiento ni supervisión.

Si bien para un adulto quedarse solo en casa es una rutina habitual y sin mayor riesgo, para un niño este entorno a solas puede convertirse en todo un peligro. No solo hay que pensar en la posibilidad de que un niño sufra un accidente doméstico sino que hay que tener en cuenta lo que supone para los pequeños que no exista un referente al igual que el sentimiento de soledad.

No solo accidentes

El primer pensamiento que pasa por la mente de los padres es que dejar solos a sus hijos en casa durante el verano hace que los accidentes domésticos sean el mayor peligro. Si bien estos percances pueden ser una consecuencia bastante lógica de la falta de acompañamiento, hay otros riesgos a los que se enfrenta:

- Mayor riesgo de accidentes infantiles. La falta de supervisión paterna hace que los niños se enfrenten solos a los riesgos de la casa. Una caída desde un mueble, la ingesta de un elemento que los atragante, no tener a nadie para que los atienda en caso de enfermedad. Estos son solo algunos de los peligros a los que se enfrenta.

- Sentimiento de soledad. La figura de los padres es muy importante para los niños en tanto que ellos se convierten en un compañero de juegos. Sin esta presencia, el sentimiento de soledad aumenta en los más pequeños.

- Falta de rutinas. Los padres son la figura de autoridad en casa, sin ellos no hay nadie que pueda imponer rutinas y un orden en los más pequeños.

- Incentivo del sedentarismo. La solución al aburrimiento puede ser la televisión. Por el contrario, la figura de un padre puede ayudar a incentivar la actividad física por encima del sedentarismo.

Conciliar en verano

Ante los peligros que conlleva dejar a los más pequeños solos en casa durante el verano, se hace evidente la necesidad de extremar las medidas para alcanzar la conciliación. Estos son algunos consejos para trabajar por ella durante el periodo estival:

- Organización. Valorar los tiempos de los que se dispone y tratar de adaptar la jornada a los mismos ayudará a poder economizar las horas de la mejor manera posible. ¿Quién podría salir antes, quién podría pasarse por casa a echar un vistazo a los niños?

- Familiares y amigos. Los abuelos siempre son una buena opción para que los niños tengan a alguien que los vigile. De igual forma, otros amigos en idénticas circunstancias pueden tener un horario que permita que los niños siempre tengan a alguien a su lado.

- Teletrabajo. Si existe la posibilidad de hacer el trabajo, o parte de él, desde casa la solución está clara. Los padres pueden cumplir sus obligaciones mientras observan a sus hijos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cuáles son los derechos de conciliación laboral y familiar en España

- La conducta de los niños: problemas y trastornos difíciles de gestionar

- Actividades extraescolares

- Educar en el orden: los encargos