10 de septiembre de 2016

Competencias que ya no desarrollan los nativos digitales y que les conviene aprender

- Nuevas tecnologías en el colegio, sus beneficios

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

Competencias que ya no desarrollan los nativos digitales y que les conviene aprender
ISTOCK

Las nuevas tecnologías son nos han simplificado muchas tareas cotidianas. Ponen en contacto a personas en todo el mundo, facilitan información en el acto, hacen más fácil el trabajo y el estudio, son algunas de las ventajas más evidentes..

Sin embargo, también traen consigo algunos problemas derivados de todo lo que hemos dejado de hacer de manera analógica. Algunas destrezas que antes se aprendían en la vida cotidiana, han dejado de practicarse con la irrupción de las pantallas. Si queremos que nuestros hijos adquieran competencias que les serán de utilidad, estas son algunas de las actividades que deberían practicar:

Actividades que enseñar a los nativos digitales

1. Escribir cartas. Nada ilusiona más que recibir una carta escrita a mano. Sin embargo con las nuevas tecnologías cada vez sucede menos. Animar a los hijos a redactar una misiva para familiares o amigos que vivan lejos les ayudarán a dominar la escritura a mano y además alegrarán el día a quienes las reciban.

 

2. Dibujar. Enfrentarse a una hoja en blanco y darle contenido fomenta la imaginación por desgracia cada vez menos niños usan. Con el dibujo no sólo se están entreteniéndose sino que trabajan la psicomotricidad fina, desarrollan la imaginación y potencian el gusto artístico.

3. Envolver un regalo. Internet ofrece a día de hoy la posibilidad de comprar algo y que llegue al destinatario sin haber pasado por las manos de quien lo regala. Y la mayor parte de las tiendas facilita la opción de envolver lo que se compra. Ya casi nadie se toma la molestia de preparar paquetes bonitos. Animar a los más pequeños a coger papel y recubrir los regalos para sus allegados además de fomentar la movilidad de las manos, es una buena actividad para compartir en familia.

4. Manualidades. Demasiado tiempo frente a la pantalla de un ordenador, una tableta o la televisión, resta oportunidades a los niños para disfrutar con las manualidades. Al igual que dibujar enfrentarse a algo que no existe e ir creándolo a partir de unos materiales fomentará su imaginación además de fortalecer los vínculos familiares en una actividad que pueden llevar a cabo todos los miembros del hogar.

5. Quedar con amigos. Las nuevas tecnologías permiten el contacto 24 horas con los compañeros. Sin embargo en ocasiones esto provoca que las relaciones interpersonales se conviertan en ficticias, siempre mediatizadas por las redes. Si queremos que nuestros hijos fomenten amistades saludables, tenemos que darles la oportunidad de quedar en persona. Muchas veces requerirá de nuestro esfuerzo para llevarlos a algún lugar o para abrir las puertas de la casa. Pero merece la pena porque de este modo crearan vínculos muy fuertes con su círculo y aprenderán las destrezas emocionales que necesitan.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Nuevas tecnologías en el colegio, sus beneficios

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje