25 de febrero de 2013

10 claves para ayudar a un TDAH

10 claves para ayudar a un TDAH
HACER FAMILIA

Se estan grandes avances referentes al TDAH y es que este cuadro no puede verse reducido a la creencia de ser un simple déficit de atención o a un exceso de movilidad. En el TDAH se ven alteradas las capacidades ejecutivas, aquellas qiue nos permiten autorregular nuestra actividad y pensamiento, establecer metas y organizar los pasos necesarios para conseguirlas de manera eficiente.

Es importante prestar atención a las manifestaciones el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad en los niños ya que poder realizar un diagnóstico y una intervención lo más temprano posible es primordial. De este modo, conseguiremos mejorar el desarrollo de los niños y las niñas con TDAH.

Síntomas de padecer TDHA

- Carencia de memoria no verbal. Les cuesta más aprender de la experiencia y por eso suelen caer siempre en la misma piedra a pesar de las buenas intenciones.

- Les cuesta contemplar el futuro, cooperar o controlar el paso del tiempo.

- Carecen de lengua interno, lo que les impide actuar de manera cordial y regular sus impulsos.

- Problema emocionales, les cuesta regular y controlar sus emociones y por eso es frecuente que presenten altibajos en su estado de ánimo, que tengan baja tolerancia ante la frustración, pérdida de control y tengan más problemas sociales que el resto de niños.

- Dificultad para resolver problemas, planificarse y realizar acciones coordinadas para librar objetivos, planificar su vida, elegir las respuestas adecuadas y pensar en su futuro.

Diez estrategias para ayudar al niño con TDAH

1. Los niños con TDAH no tienen memoria de trabajo por lo que tienen grandes dificultades para regular su pensamiento y mantener la información en al mente. Lo fundamental es externalizar su pensamiento, debemos hacerles hablar y que todo lo que piensen lo hagan en voz alta, que cuenten qué deben hacer o qué hacen en cada momento. De este modo podemos ayudares a y trabajar su lenguaje interno.

2. Les cuesta recordar datos relevantes y aprender del pasado. Para ayudarlos, podemos utilizar recordatorios visuales, como post-its o carteles.

3. Suelen presentar dificultades para actuar de forma reflexiva. Debemos enseñarles que primero se tiene que parar a pensar para después decidir.

4. Les cuesta planificar y pensar en el futuro. Debemos enseñarles a organizar su trabajo y sus descansos, planificar las tareas, las fechas de entra… Utilizar una agenda podría ayudarles con la organización.

5. El paso del tiempo debe externalizarse. Trabaja con él con relojes, temporizadores, cronómetros…Podemos dividir las tares en parte ayudará a que su atención se mantenga y no cometa fallos.

6. Ayudarles a atender dando instrucciones breves, claras y concisas hacer que las repita oralmente. Alejarlo de estímulos irrelevantes.

7. Suelen tener dificultades para establecer acciones coordinadas y pensamientos secuenciados. Por eso es recomendable dividir las actividades en partes. Enseñar pasaos para ejecutar las tareas.

8. Para regular la conducta podemos ofrecer un entorno con reglas para guiar los actos y trabajar las consecuencias del incumplimiento.

9. Para regular sus emociones es bueno implantarle técnicas para canalizar la ira o la sobrexcitación. El teatro, el yoga o la meditación son actividades que han mostrado eficacia ante este problema.

10. Podemos ayudarle a motivarse ante las tareas y dificultades reforzando de forma visible sus logros. Alabar lo que hace bien sin mucha demora.

Marina Berrio

Te puede interesar:

- Cómo identificar el TDAH en el aula

- Hiperactividad y déficit de atención: TDAH

- El TDAH en niños: 10 datos que no conoces