12 de septiembre de 2020

Los niños mantienen la ilusión en la vuelta al cole pese a la situación

Los niños mantienen la ilusión en la vuelta al cole pese a la situación
Los niños manifiestan alegría e ilusión ante su regreso a las aulas - ISTOCK

La vuelta al cole en este 2020 es distinta. Salvo los dos primeros meses de este año, todo lo que las familias han vivido a partir de marzo ha sido diferente. La pandemia ha obligado a cambiar nuestros hábitos y el miedo se ha instalado en muchos hogares. En este último trimestre se sigue recuperando la normalidad en un clima de preocupación, en especial ahora que los niños regresan a las aulas.

Mucho se ha hablado de cómo viven los padres esta vuelta al cole tan atípica. También se han tratado los protocolos que deben ponerse en marcha para mantener la seguridad dentro de las aulas. Pero, ¿cómo viven estos momentos los verdaderos protagonistas? ¿Qué sienten los niños ante esta situación de incertidumbre? El estudio realizado por Kellogs se ha interesado precisamente en los más pequeños, tratando de acercarnos su realidad.

Ilusión por el regreso

Han sido varios meses encerrados en casa y sin poner un pie en las aulas. A todo ello hay que sumarle constantes mensajes de alerta sanitaria, ¿cómo ha influido este contexto en los más pequeños? Según los datos de este trabajo, el 80% de los niños mantienen su ilusión por la vuelta al cole. También un 91% expone que lo que más han echado de menos ha sido jugar con sus amigos, ver a sus profesores y aprender cosas nuevas, además de las actividades extraescolares.

Úrsula Persona, psicóloga infantil, explica así la posición de ilusión de los más pequeños de la casa: "tradicionalmente la vuelta al cole es un momento muy especial para las familias, ya que los niños llevan todo el verano sin ver a sus compañeros y después de dos meses y medio, les echan de menos. Este año, debido al confinamiento, dos meses se han convertido en seis largos meses sin ir a clase".

En el lado opuesto aparecen los padres, quienes muestran su preocupación por esta vuelta al cole. El 72% indica que teme un posible contagio de coronavirus en las aulas que termine por transmitirse al resto de la familia. Por otro lado, el 75% de los progenitores considera que el confinamiento ha afectado a los niños en su desarrollo socia y en su aprendizaje.

En relación con la vuelta a las aulas, el 62% de los padres encuestados cree que es más efectivo un aprendizaje presencial tradicional, frente al 34% que cree que debe combinarse una enseñanza in situ con la distancia. Sólo un 4% de los entrevistados opina que la mejor vía es mantener las clases online, siento este el mejor escenario para ellos.

Persona resume así la posición de los padres: "las personas solemos tolerar mal la falta de control. Más los adultos que los niños. Los adultos necesitamos tener el control de las cosas; anticiparnos. Mientras que los niños están naturalmente situados en el presente, por lo que no tienen esa capacidad para angustiarse por eventos futuros".

Mucho más que un aula

Los padres no se olvidan de lo que supone el colegio para los más pequeños de la casa. El 73% de los encuestados señala que este entorno es mucho más que un lugar al que se va a adquirir nuevos conocimientos y es allí en donde se conocen valores tan importantes como la convivencia, el compañerismo o la empatía. También dentro de las aulas se desarrollan habilidades como la independencia, algo que destacan el 55% de los participantes.

Los padres encuestados también resaltan los aprendizajes que han podido desarrollarse durante el confinamiento. El 63,4% de los participantes afirma haber podido dedicar más tiempo a jugar con sus hijos y espera poder hacerlo tras el inicio de este nuevo curso escolar. Este tiempo juntos también ha servido para retomar rutinas diarias que se echaban de menos, como por ejemplo el desayuno.

"Esta situación que nos ha tocado vivir también nos está dejando aprendizajes. Estamos aprendiendo a ser resilientes, a adaptarnos a las circunstancias. A vivir más en el momento presente. Nos está enseñando que somos más fuertes de lo que pensábamos. Y que podemos adaptarnos a una gran variedad de situaciones. También nos ha enseñado a valorar más las pequeñas cosas", concluye Persona.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 5 trucos para desinfectar la ropa que vuelve a casa

- Trucos para conseguir que los niños se laven las manos

- Educar con mascarilla: las consecuencias de ocultar la cara

El peligro de usar mal la mascarilla

Contador

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.