19 de noviembre de 2020

7 formas sencillas de enseñar a tus hijos a ser conscientes cada día

7 formas sencillas de enseñar a tus hijos a ser conscientes cada día
Enseñar a ser consciente - ISTOCK

Muchas veces no caemos en la cuenta de que un simple día, aparentemente ordinario, puede transformarse en algo extraordinario. ¿Quieres enseñarle a tu hijo el arte de la atención plena de una forma simple y divertida? ¿Sabías que un minuto de atención plena puede crear un cambio positivo durante el día?

No necesitas hacer una postura en particular o un entrenamiento determinado para involucrar tu mente y tu cuerpo en el momento presente. De hecho, puedes enseñarle a tus hijos a ser conscientes durante las actividades diarias habituales con estas 7 formas sencillas que te propoonemos.

7 actividades sencillas para enseñar a ser conscientes

¡Siéntete libre de probar cada una de estas actividades junto a tus hijos y divertíos!

1. Despertar consciente
Parpadea lentamente y abre los ojos. Empieza a despertar tu cuerpo; moviendo los dedos de las manos y los pies. Cuando te sientas listo, haz unas respiraciones profundas, estirando los brazos y piernas hasta los dedos de los pies. Luego, siéntate suavemente y agradece tu despertar ¿Cómo se siente estar en tu cuerpo hoy?

2. Alimentación consciente
Cuando te lleves la comida a la boca, obsérvala, detectando sus colores y luego su olor. ¿A qué sabe? Hazte consciente de los gustos; ¿es salado, amargo, dulce o amargo? Empieza a masticar lentamente. Observa su textura a medida que comienzas a dividirla en trozos más pequeños. Luego de masticarla un mínimo de 10 veces, siente la comida bajar por tu garganta suavemente. ¡Verás que los sabores serán más intensos y los disfrutarás mucho más!

3. Limpieza consciente
Observa la presión de tus pies en el suelo. Presta atención a la temperatura de tus manos y pies, ¿se sienten calientes o fríos? Luego abre suavemente el grifo y pon tus manos debajo del agua, sintiendo la temperatura. Notas la diferencia entre la temperatura de tu cuerpo y el agua del grifo. Observa el agua tibia en tus manos y siente como lentamente comienza a calentar el resto de su cuerpo. Toma tu esponja y deja correr el agua sobre ella. Siente la textura de la esponja ¿es suave y blanda? Céntrate en el jabón ¿a qué huele? ¿su aroma te recuerda a algo? .

4. La espera consciente
En momentos en los que tenemos que esperar, como en la consulta del médico, en el coche o en cualquier momento respira profundamente y llena tus pulmones de aire. Con suavidad, presta atención a los olores que te rodean. Observa cómo los diferentes olores van y vienen ¿Eres consciente de más olores que antes? Observa si estos olores te hacen pensar en algo. ¿Los olores te recuerdan a alguien o a algo o te generan algún sentimiento? Trata de no juzgar tus pensamientos, simplemente fíjate en ellos cómo van y vienen con los olores que percibes a tu alrededor.

5. Ducharse conscientemente
Escucha los ruidos cerca tuyo, el sonido del agua golpeando el suelo y contra tu cuerpo. ¿Escuchas algo que no hayas notado antes? Ahora, intenta ver si puedes escuchar algún sonido lejano. Simplemente fíjate en ellos y comienza lentamente a crear una imagen en tu mente de estos sonidos. Escúchalos mientras van y vienen a tu alrededor. Trata de no juzgar los sonidos, no son buenos ni malos. Hay sonidos naturales a tu alrededor, si alguna vez necesitas un momento para ti, siempre puedes cerrar los ojos y escucharlos.

6. Entrenar la escucha
Cuando estés escuchando a una persona y haya terminado de hablar, resume parafraseando lo que te ha dicho. Parafrasear significa utilizar las mismas palabras que ha utilizado el otro. Con este gesto consigues que tu interlocutor se sienta escuchado y a la vez puedes hacerlo porque le has prestado atención.
Cuando escuchas con Atención Plena eres capaz de captar incluso el estado anímico de la otra persona, ayudándote a conectar y a comunicarte con más profundidad.

7. Al finalizar nuestro día
No podemos dejar de agradecer al final de nuestro día, desde lo más simple y cotidiano hasta lo más grandioso. No te lleves el móvil a la cama y puedes terminar el día leyendo un libro con frases inspiradoras.

¡Prueba en familia estas formas simples en forma de juego, para que un día simple y ordinario se transforme en extraordinario!

Gabriela García González. Autora del libro La mejor coach para tus hijos ¡eres tú!,! es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora y experta en desarrollo personal integral.

Te puede interesar:

- 3 ejercicios de atención plena para practicar con los niños

- El coaching infantil: ¿qué es y qué nos puede aportar?

- Neuroplasticidad, cómo favorecer el desarrollo de los niños dejando huella

- Gabriela García: "Los niños no atienden a lo que decimos sino a lo que hacemos y de qué forma lo hacemos"

- Neurociencia y educación: trucos para potenciar el aprendizaje

Contador

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.