Deporte escolar: mucho más que una actividad extraescolar

Deporte escolar: mucho más que una actividad extraescolar
12 de septiembre de 2018 ISTOCK

Empieza el curso y, en familia, es momento de tomar decisiones. Algunas de ellas de más calado en relación a las actividades extraescolares deportivas como es la elección del club deportivo. El club es un espacio en el que, junto al colegio, nuestros hijos pasaran muchas horas a la semana y con un balance de horas y dedicación, muy a tener en cuenta en el desarrollo de cada curso.

En este sentido, sería deseable la idea de procurar una unidad de ideario entre colegio, club y familia, todos ellos elementos fundamentales en la educación de los hijos. Son muchas las voces de expertos en educación que recomiendan que, en etapas iniciales, se practique una actividad deportiva variada y así desarrollar múltiples habilidades y conocer varias disciplinas deportivas.

La competición deportiva de nuestro hijo debe ser un espacio donde además de aprender, lo pase bien. Habitualmente, actuar como si nuestro hijo fuese un futuro deportista profesional, de élite, no suele ayudar, ni a él ni a la familia.

6 ideas para elegir el club deportivo de tus hijos

Estas son algunas ideas a tener en cuenta para escoger el club deportivo, ese espacio dónde queremos que nuestros hijos hagan deporte. Para enmarcar estas ideas, no puedes olvidar que la práctica deportiva, (sin dejar de lado la competitividad, que es fundamental), tiene un componente importante de diversión, que no podemos obviar.

1. ¿Hay un proyecto educativo? Ver los entrenamientos y las competiciones para valorar la importancia que se da a la formación, a la mejora personal (orden, respeto, fortaleza, autonomía, generosidad...), o bien como contraste, ver la importancia que dan al resultado. #QuererGanarSaberPerder

2. Preocupación por los estudios, ¿se interesan por las notas, por el desarrollo académico de los chicos? ¿Hay posibilidad de realizar deberes con algún tipo de apoyo en el propio club, o bien, el propio horario de entreno facilita la realización de las tareas de mi hijo en casa?

3. La familia, ¿cuántas reuniones hay con los padres? ¿Hay alguna actividad extra que favorezca el conocimiento entre familias? ¿Los padres ayudan o participan en la gestión del club?

4. Valorar el importe de las cuotas, equipación, las instalaciones y su limpieza y sobre todo, la titulación, comportamiento y conocimientos de los entrenadores o coordinadores.

5. Amigos, cercanía con el domicilio y facilidad del transporte o desplazamientos.

6. Valorar la trayectoria deportiva del club deportivo, saber si habrá continuidad y hasta qué categoría. Una vez tomada la decisión: ¡hasta el final!

El beneficio de los deportes de equipo en la educación infantil

Aun así, es posible que veamos situaciones que no nos gusten o no nos acaben de convencer, y si tienes disponibilidad, puedes hacerte esta pregunta: ¿cómo me puedo implicar un poco más en el Club de mi hijo, para conseguir cambiar o mejorar estas cosas que me preocupan y hacer que sea "el mejor club para mi hijo"?

Hay muchos tipos de deporte escolar, y todos ellos son beneficiosos para la salud y favorecen de forma clara el crecimiento y desarrollo del niño. En función de los gustos y motivación del niño, tendréis que elegir entre los deportes de tipo individual y los deportes de equipo, que son muy completos porque apoyan en educación a los proyectos colaborativos y cooperativos. Este tipo de colaboración en equipo ya se está viendo en el mundo laboral, donde se oye hablar continuamente del team building y el teamwork, y en la familia, donde al igual que en los deportes de equipo, aunque a veces sea más fácil -erróneamente-, optar por hacer las cosas de forma directa, sin dar encargos y responsabilidades, podemos ver reflejado en nuestro actuar diario, la esencia del trabajo cooperativo.

En la competición deportiva encontramos, ya en sus inicios: actividad grupal, unidad de objetivos para conseguir una meta común, actos de generosidad, desarrollo de las virtudes propias de la convivencia, actuaciones en pro del equipo y no sólo de uno mismo..., en resumen, se demuestra que el esfuerzo individual favorece al grupo.

Como define Spencer Kagan: "La suma de las partes interactuando es mejor que la suma de las partes solas". (Kagan, S. 1994, Cooperative learning. San Clemente: Resources for Teachers.)

Cuando nuestro hijo dude sobre su equipo, que ese momento llegará, aquí tienes una cita interesante de "Magic Johnson": "No preguntes qué puede hacer por ti el equipo. Pregunta qué puedes hacer tú por él".

Alex Porqueras. Autor del blog Deporteconvalores.com

Te puede interesar:

5 deportes para niños recomendados por la AEP

- Actividades extraescolares deportivas

- Deportes recomendados para niños de Preescolar

- Cómo elegir el deporte para tu hijo