Casi el 17% de los niños en España posee un smartphone

Casi el 17% de los niños en España posee un smartphone
23 de junio de 2018 ISTOCK

Las nuevas tecnologías han llegado de muchas formas. Ordenadores, videoconsolas y en los últimos años, los smartphones. Los teléfonos inteligentes se han transformado en una herramienta habitual en la vida de muchas personas, incluso entre las nuevas generaciones quienes se han criado junto con estos aparatos y los dominan, en algunos casos, mejor que sus propios padres.

De hecho la presencia de los smartphones entre los más pequeños se ha incrementado en los últimos años y son los propios padres quienes facilitan el acceso de estos dispositivos a los niños. Así queda demostrado en el estudio realizado por Club de Excelencia en Sostenibilidad en el queda demostrado la presencia de estas tecnologías entre sectores de la población por debajo de los 10 años.

Nuevas experiencias

Fruto de este estudio ha resultado la Guía sobre el Uso Responsable de la Tecnología en el entorno familiar. En él queda reflejado como menores y nuevas tecnologías se han convertido en un binomio bastante común en los últimos tiempos. Antes de cumplir los 10 años, el 16,40% de los niños ya tienen su propio smartphone, porcentaje que crece a medida que aumenta la edad de los menores.

Hacia los 15 años, la mitad de los menores ya poseen su propio smartphone. También destaca que el acceso a internet se ha convertido en algo común entre los más pequeños de la casa y de hecho el 95.2% de los niños se manejan en este mundo online, porcentaje del que el 29% dedica más de 10 horas del día a estas actividades en la red, en especial para ver vídeos a través de plataformas de streaming o para gestionar perfiles en redes sociales.

Pero no hay que tomarse el acceso a internet de los más pequeños como algo malo, sino como una oportunidad que brinda al niño múltiples beneficios:

- Acceso a información. Internet brinda a los niños la oportunidad de estar actualizados en todo momento, enterarse de lo que ocurre a nivel mundial, consultar noticias, apoyo con las tareas.

- Comunicación con los padres. Un padre puede saber casi dónde se encuentra su hijo en caso de emergencias y localizarlo con total certeza.

- Aprendizaje. Las nuevas tecnologías se convierten en instrumentos que promueven un aprendizaje atractivo y sencillo. Además las webs suponen un escaparate de información en el que cualquier niño curioso puede aprender sin darse cuenta.

La importancia de las nuevas tecnologías

La presencia de las nuevas tecnologías en casa es inevitable. Smartphones, tablets, ordenadores e internet se han convertido en unos elementos inamovibles en la actualidad. El papel de las familias pasa por inculcar los valores necesarios para sacar el máximo provecho a las nuevas tecnologías.

Para ello la educación digital debe formar parte importante del catálogo de competencias que se deben trabajar en familia. Supervisión, acompañamiento y orientación deben ser asegurados por parte de los padres mientras acompañan a los más pequeños y para promover el uso seguro y responsable de estas herramientas.

En este sentido los padres deben afrontar los siguientes retos:

1. Aprender a transmitir hábitos de navegación seguros y hacer uso responsable de las TIC. Los padres deben asegurar que desde muy pequeños, conozcan las conductas de riesgo, las sepan identificar y aprendan a evitarlas.

2. Enseñar a gestionar las experiencias negativas de forma eficaz, haciendo que acudan a ellos siempre que se sientan inseguros o hayan cometido errores, así como detectar cuáles son las respuestas más adecuadas y efectivas para cada situación.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos