30 de junio de 2019

Los beneficios de la siesta en el rendimiento académico de los niños

Los beneficios de la siesta en el rendimiento académico de los niños
Una siesta al día mejora mucho las notas escolares.ISTOCK

El descanso es una parte fundamental del día a día de las personas. No solo dormir por la noche puede contribuir a darnos la energía necesaria para conseguir las metas en cada jornada. También la siesta es un elemento que, si se practica de forma adecuada y en los horarios recomendados, ayudará a que todos en casa recarguen sus pilas y tengan un plus para llegar hasta el final.

Varios son los estudios que recomiendan la siesta por diversos motivos, como en este caso el que presenta la revista Sleep y en donde se muestra la relación entre la siesta y el rendimiento académico de los niños. Un trabajo que ha sido llevado a cabo por las universidades de Pennsylvania y Californiay que ha profundizado en los vínculos que tienen un buen descanso y una vida escolar de éxito.

Más felicidad y autocontrol

Un total de 3.000 alumnos de entre 10 y 12 años fueron la muestra escogida para este trabajo. Un grupo que fue seguido de cerca para revisar sus hábitos de descanso y si en estos hacía acto de presencia la siesta. Por otro lado, también se atendió a los resultados escolares de los niños que se siguieron de cerca durante el tiempo que duró esta investigación.

Los resultados mostraron cómo aquellos alumnos que descansaban después del almuerzo y hacían uso de la siesta mejoraban su rendimiento académico y mostraban altos niveles de energía. ¿Cómo puede relacionarse este sueño vespertino con unas calificaciones más altas? Aparte del evidente vínculo entre descanso y buenas notas, los especialistas destacan que la falta de descanso puede modificar el comportamiento de una persona.

Una persona que no ha dormido lo suficiente presenta un carácter más alterado y esto, en el caso de los niños, se traduce en un peor comportamiento dentro del aula. Por otro lado, un buen sueño ayuda a una mayor felicidad y, por tanto, una mejor predisposición a la hora de afrontar tareas extraescolares como el estudio o los trabajos que se les mandan desde el centro educativo.

Consejos para una buena siesta

Quedan claros que una buena siesta tiene beneficios, ahora queda preguntarse, ¿cómo dormirla de forma correcta? Estos son los consejos que ofrecen desde la Clínica Mayo:

- Haz siestas cortas. Trata de tomar siestas de solo 10 o 20 minutos. Cuanto más tiempo duermas la siesta, más probable es que te sientas atontando después. Sin embargo, los adultos jóvenes podrían tolerar siestas más largas.

- Dormir la siesta a primera hora de la tarde. Tomar una siesta entrada la tarde puede interferir con el sueño nocturno.

- Crear un ambiente de descanso. Se recomienda dormir en un lugar tranquilo y oscuro, con una temperatura ambiente cómoda y pocas distracciones.

Damián Montero

Te puede interesar:

 Dormir es necesario para la salud

 Cómo meter a los niños en la cama y que se duerman

 La importancia del sueño infantil