3 de febrero de 2019

Así afecta el uso de las pantallas al desarrollo del lenguaje

Así afecta el uso de las pantallas al desarrollo del lenguaje
ISTOCK

Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse, un mensaje más que evidente y que se ha comprobado desde hace años. Sin embargo, el poco tiempo de vida que tienen muchas de ellas hace imposible que a día a de hoy se puedan medir los resultados de su implantación en nuestro día a día. Poco a poco van apareciendo estos efectos, trabajos que centran su atención en observar el desarrollo de los nativos digitales.

Es el caso del trabajo publicado en la revista JAMA Pediatrics y llevado a cabo por la Universidad de Calgary (Canadá) donde queda mostrado que la exposición de los más pequeños a las pantallas interfiere con su desarrollo infantil. Los resultados de esta investigación demuestran que habilidades como el lenguaje o la socialización pueden resultar alteradas por culpa del uso excesivo de estas tecnologías.

El tiempo frente a las pantallas

¿Cuánto tiempo frente a las pantallas es seguro? Tras el seguimiento 2.500 niños de dos años, los investigadores descubrieron que a los dos años el tiempo de uso de estas tecnologías era de 17 horas a la semana. A medida que los pequeños iban creciendo, la cantidad iba creciendo hasta alcanzar las 25 horas. Sin embargo, el inicio de la vida escolar suponía un cambio.

Al cumplir cinco años y empezar la escuela, el tiempo de uso de estas tecnologías se reducía hasta las 11 horas de uso semanal. ¿Influye de algún modo el tiempo previo frente a las pantallas? La respuesta es sí ya que en aquellos casos donde se superaba la media, se apreciaba un desarrollo más lento y unas habilidades de socialización más pobres que en el caso de los pequeños que quedaban por debajo de la media.

¿La explicación? El tiempo que los más pequeños pasan frente a las pantallas impide que puedan dedicarlo a otras labores que no favorece el desarrollo de ciertas habilidades como las antes mencionadas. Si los niños optan por jugar con sus pantallas en lugar de con sus amigos, no conocerán los mecanismos de socialización necesarios para interactuar junto a sus compañeros en el colegio.

En cuanto al tiempo de uso de las pantallas, desde la Asociación Americana de Pediatría indican que lo correcto es que los niños de 2 a 5 años deben limitarlo a una hora al día, lo que hace un total de 7 a la semana. También se recuerda a los padres que no se fijen sólo la cantidad, sino en la calidad de esas prácticas. Los más pequeños deben que fomenten su desarrollo.

Tiempo de calidad frente a las pantallas

¿Cómo asegurar el uso correcto frente a las pantallas? El tiempo de calidad se puede conseguir a través de los siguientes consejos que muestran de la Clínica Mayo:

- Antes de permitirles a los hijos usar aplicaciones o visitar ciertas páginas, los padres deben visitarlas y ver si son aconsejables para los más pequeños.

- Busca opciones interactivas que involucren al niño y fomenten su actividad en lugar de mirar fijamente la pantalla.

- Usa el control parental para bloquear o filtrar contenidos de Internet.

- Supervisar en todo momento la actividad de los más pequeños frente a la pantalla.

- Interesarse por los programas, juegos y aplicaciones que los niños han estado jugando durante el día.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Nuevas tecnologías en el colegio, sus beneficios

- Protección de los hijos de los peligros de internet según su edad

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

Contador